eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

HRW insta a Ankara a levantar el estado de excepción y acabar con las represiones

- PUBLICIDAD -
La CE pide a Turquía "investigaciones transparentes" tras el resultado del referéndum

La CE pide a Turquía "investigaciones transparentes" tras el resultado del referéndum

La ONG Human Rights Watch (HRW) instó hoy a Ankara a "revertir" la decisión del lunes de prolongar el estado de excepción por un nuevo periodo de tres meses que comienza mañana, y "poner fin a la ola de represión política".

"El gobierno y el presidente de Turquía deben revertir la decisión de extender el estado de emergencia después de ganar el referéndum presidencial del 16 de abril de 2017", señala HRW en un comunicado.

La nota recuerda la ajustada victoria del "Sí" (51,4 %) en el plebiscito por el que se prevé cambiar el actual sistema parlamentario por uno presidencialista, "dando un enorme poder centralizado" al jefe de Estado.

"La campaña tuvo lugar bajo un estado de emergencia y en un clima altamente represivo después del fracasado golpe militar del 15 de julio de 2016", denuncia la organización pro derechos humanos.

Recuerda también que "el presidente y el gobierno controlaron los medios de comunicación, dominaron la esfera pública y encarcelaron a periodistas críticos y dirigentes de la oposición parlamentaria prokurda".

En este contexto, HRW insta a las autoridades turcas "a poner fin a la ola de represión política desencadenada en los meses previos a la votación".

"Después de lograr una estrecha victoria en el referendo del domingo, el Gobierno y el presidente deben gobernar en interés de todos en Turquía, no sólo de sus partidarios políticos", indica en la nota Hugh Williamson, director de Europa y Asia Central de HRW.

Para la organización, está claro que el mantenimiento del estado de excepción amenaza el respeto a los derechos humanos y el Estado de Derecho, "que ya han sido dañados en Turquía".

HRW critica asimismo el rechazo del presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, a las objeciones expresadas ayer en Ankara por la misión observadora de la Organización para la Seguridad y Cooperación en Europa (OSCE) y el Consejo de Europa, que determinó que el referendo no cumplió con los estándares democráticos.

Según los observadores, la campaña estuvo dominada por el "Sí", en un ambiente en el que se restringió la libertad de prensa, entre otros.

"En lugar de rechazar el informe de la OSCE, Erdogan y el Gobierno turco deberían responder a esas preocupaciones (...) y garantizar un clima de pleno respeto a los estándares democráticos en las próximas votaciones", señala HRW.

Turquía cumplirá un año bajo el estado de emergencia decretado tras la asonada, después de decidir ayer su prolongación.

Bajo ese estado, el Gobierno tiene amplios poderes para tomar decisiones administrativas, entre ellas el despido de funcionarios o la confiscación de sus bienes sin que los afectados puedan recurrir estas medidas ante la Justicia.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha