eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

HRW insta a Irak a impedir la participación de la milicia chií en la ofensiva de Mosul

- PUBLICIDAD -

Human Rights Watch (HRW) instó hoy al Ejército iraquí a que impida que las milicias chiíes progubernamentales de la Multitud Popular participen en la ofensiva sobre la ciudad de Mosul, debido a sus antecedentes de supuestos abusos contra civiles durante las pasadas operaciones militares.

En un comunicado, la ONG denunció que durante las recientes operaciones para retomar el control de territorios dominados por el grupo yihadista Estado Islámico (EI), HRW documentó asesinatos sumarios, desapariciones forzosas, torturas y la destrucción de casas por parte de estas milicias.

Asimismo, señaló que estos abusos no han tenido aparentes consecuencias sobre sus autores.

"Las milicias que forman parte de la Multitud Popular han perpetrado repetidamente abusos horribles, recientemente en (la ciudad oriental de) Faluya, sin consecuencias a pesar de las promesas del Gobierno de que los investigaría", señaló en la nota el subdirector de HRW para Oriente Medio, Joe Stork.

El responsable de la ONG añadió que "los comandantes iraquíes no deberían poner en riesgo a los civiles de Mosul".

Oficiales de la Multitud Popular han dicho que sus fuerzas participarían en el frente de la ofensiva contra el EI en Mosul, así como las fuerzas kurdas o "peshmergas", que también han sido responsables de abusos contra civiles, afirmó HRW.

La participación de la Multitud Popular en la ofensiva para liberar la ciudad iraquí de Faluya del EI desató hace meses numerosas críticas de dirigentes políticos por los supuestos casos de torturas contra civiles suníes.

La inclusión de esa milicia chií en una futura operación para arrebatar Mosul a los yihadistas mantiene divididos a los líderes nacionales y regionales iraquíes.

Por una parte, el primer ministro, Haidar al Abadi, y los comandantes de dicha milicia insisten en su participación, y por otra, los dirigentes políticos suníes y la mayoría de la población suní de la provincia de Niníve, cuya capital es Mosul, la rechazan.

La minoría suní de Irak se siente discriminada desde la caída del dictador Sadam Husein, también de credo suní, y ha protagonizado protestas para exigir la liberación de los presos y la anulación de la ley antiterrorista, que consideran que está dirigida contra ellos.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha