eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

HRW pide la restitución de senadora filipina depuesta tras criticar a Duterte

- PUBLICIDAD -
HRW pide la restitución de senadora filipina depuesta tras criticar a Duterte

HRW pide la restitución de senadora filipina depuesta tras criticar a Duterte

Human Rights Watch (HRW) pidió hoy la restitución de la senadora filipina Leila de Lima, tras su cese como presidenta de un comité de la Cámara Alta que investiga la campaña contra la droga del presidente del país, Rodrigo Duterte.

"El Senado debería buscar la restitución inmediata de la senadora Leila de Lima para mostrar su apoyo a la justicia y a los derechos humanos", dijo la organización en un comunicado.

De Lima fue depuesta el lunes de su cargo al frente del Comité de Justicia y Derechos Humanos del Senado, que investiga la violenta campaña contra el narcotráfico impulsada por Duterte, que ha causado cerca de 3.500 muertos en poco más de dos meses y medio.

Los senadores, que votaron 16 a 4 a favor de destituir a De Lima, acusaron a la política de ser parcial en su investigación e instaron al nombramiento de alguien neutral.

"El voto del Senado de apartar a la presidenta del Comité de Justicia y Derechos humanos es un intento cobarde de desviar la responsabilidad por el espantoso número de muertos de la abusiva guerra contra las drogas de Duterte", dijo el subdirector para Asia de HRW, Phelim Kine.

De Lima, antigua ministra de Justicia y exdirectora de la Comisión de Derechos Humanos de Filipinas, inició la investigación de la guerra contra las drogas de Duterte el pasado mes de agosto, por lo que fue criticada por numerosos políticos filipinos.

La legisladora presentó la semana pasada ante el Senado a un exsicario que afirmó que Duterte era el responsable de los "Escuadrones de la Muerte de Davao", un grupo de matones que asesinó al menos a 1.000 personas en la ciudad sureña de Davao, de la que el actual presidente ha sido alcalde durante más de dos décadas.

El antiguo sicario también acusó a Duterte de haber ordenado personalmente numerosos asesinatos de sus enemigos, así como atentados contra mezquitas musulmanas.

"Sé que se me seguirá crucificando porque el mismo presidente así lo quiere desde que inicié la investigación sobre las ejecuciones extrajudiciales", dijo De Lima tras su destitución.

Duterte ganó holgadamente las elecciones presidenciales de Filipinas el 9 de mayo pasado con un mensaje populista en el que prometió acabar con la lacra de la droga en sus primeros seis meses de mandato.

El domingo, sin embargo, el mandatario filipino anunció que extendería esta violenta campaña contra las drogas 6 meses más.

Cerca de 3.500 supuestos narcotraficantes y drogadictos han muerto desde que empezó a gobernar, cerca de 1.500 en operaciones policiales y el resto víctimas de grupos de ciudadanos que se han tomado la justicia por su mano.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha