eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Hacienda hará unas balanzas que muestren el diferente coste de servicios en las Comunidades

- PUBLICIDAD -
Hacienda hará unas balanzas que muestren el diferente coste de servicios en las Comunidades

Hacienda hará unas balanzas que muestren el diferente coste de servicios en las Comunidades

El ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, ha anunciado hoy en Cataluña un cambio en la metodología de las balanzas fiscales, que permitirá conocer las diferencias de coste de los servicios públicos que reciben los ciudadanos en cada territorio.

Montoro ha acudido hoy a la convención del PP catalán donde, además de adelantar esta nueva fórmula para las balanzas -que se conocerá el 31 de enero en Girona y cuyos resultados se publicarán en marzo- ha dado argumentos económicos contra las pretensiones de los soberanistas en esta comunidad.

El ministro, que ha advertido de que la independencia de Cataluña es un "divorcio imposible económicamente" ha señalado que las balanzas fiscales no pueden ser nunca, precisamente, un "motivo de divorcio económico, y menos político".

Con el cambio que se va a aplicar en la metodología, se trata de estudiar no tanto lo que cada administración hace en los territorios, sino "en los individuos" de cada territorio, y se pretende calcular "si hay diferencias en la financiación de servicios públicos que reciben los individuos"

Todo, ha asegurado, con el objetivo de que al final se consiga una financiación "equivalente" para todos y se garantice la prestación de los servicios.

"Para eso estamos en el Gobierno, no para abrir agravios comparativos", ha dicho el titular de Hacienda en esta intervención en la que, por otra parte, ha asegurado que España está superando la crisis económica "gracias a Cataluña" y a "la capacidad de emprender y crecer" de esta comunidad.

Entre los datos que ha aportado ante los populares catalanes, Montoro ha recordado que desde 2012 el Estado ha ayudado a las comunidades mediante el Fondo de Liquidez Autonómica (FLA) y el plan de pago a proveedores con 105.000 millones de euros, de los que Cataluña ha recibido casi una tercera parte.

Asimismo ha dicho que "no tiene sentido alguno" que se diga que con los impuestos de los catalanes se está ayudando a otras comunidades, porque lo que hace el Estado es endeudarse para ayudar a las regiones que no pueden acudir a los mercados.

También a la economía ha apelado la secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal, para rechazar las pretensiones soberanistas, y en la inauguración de este cónclave ha advertido que la Cataluña independiente que plantea el presidente de la Generalitat, Artur Mas, "nacería en quiebra".

Una Cataluña separada de España, ha dicho Cospedal, no sería capaz de absorber el déficit que tiene, tendría dificultades para pagar a sus empleados públicos y tampoco contaría con liquidez suficiente para los servicios esenciales como la sanidad.

La número dos del PP ha asegurado que su partido no va a consentir que se salgan con la suya quienes pretenden "robar" la historia conjunta de Cataluña y España y "separar España a machetazos", y ha subrayado que la soberanía no es algo que se pueda "trocear", porque es de todos los españoles.

Además, ha acusado a Mas y a ERC de estar "mintiendo" a los catalanes con un "mundo imaginario" y ha puesto en valor el trabajo del PPC que lidera Alicia Sánchez-Camacho, y lo ha considerado "el único partido catalán fuerte" que "defiende la vigencia del ordenamiento jurídico y de todas las leyes".

Igualmente Sánchez-Camacho ha agradecido a Cospedal su compromiso con el PPC, y ha subrayado de que el PP es "la garantía" de que los catalanes sigan siendo españoles y europeos.

La dirigente popular ha advertido a Mas de que "no es patriota el que divide, enfrenta y fractura", sino el que "suma y aglutina", y ha insistido en que los catalanes "necesitan" a su partido "más de lo que muchos creen", porque requieren de "políticos serios, rigurosos, que emprendan proyectos realistas, que no les vendan humo ni les lleven a un abismo".

Tras agradecer la asistencia de la presidenta de la Fundación de Víctimas del Terrorismo, María del Mar Blanco, Sánchez-Camacho ha recordado que el PP, un partido que "ha sufrido mucho, en el País Vasco y en muchos puntos de España", ahora está "sufriendo también en Cataluña con la exclusión y el rechazo social".

Un día antes de que Mariano Rajoy clausure esta convención, el presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, ha defendido la estrategia del jefe del Ejecutivo ante el desafío soberanista.

Así, Feijóo se ha mostrado convencido de que la historia valorará la "prudencia e inteligencia" mostrada por Rajoy ante un Artur Mas que "ha perdido la razón".

Feijóo ha lanzado una petición directa al presidente catalán: que "se ponga a trabajar", "gobierne" y "tome decisiones" para devolver a Cataluña "a una situación de solvencia".

Y le ha acusado de verse "sobrepasado" por la crisis económica y, al no afrontarla, "ocultarse en entelequias" y matar "moscas a cañonazos".

"La crisis no se resuelve a banderazos", ha sentenciado Alberto Núñez Feijóo, para quien el mayor autogobierno se consigue "gestionando" y buscando el equilibrio en las cuentas públicas.

El ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, se ha sumado a todos estos mensajes al señalar que la independencia de Cataluña sería "un mal negocio" económico y supondría, en el ámbito social, una "quiebra destructora y destructiva" para esta comunidad.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha