eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Hernández Mancha dice que las cuentas de Alianza Popular estaban fiscalizadas por los bancos

El expresidente de AP insiste en el argumento falso de que no hubo financiación irregular porque la ley no había entrado en vigor al iniciar su mandato

No sabe responder por qué el tesorero escribió que había una "cuenta al margen de nuestra contabilidad": "Pregúntele al señor Naseiro"

"La estabilidad de usted como periodista, de esta casa [Grupo Prisa] y de España depende de que siga gobernando Mariano Rajoy", dice Hernández Mancha a Pepa Bueno, de la Cadena SER

- PUBLICIDAD -
Manuel Fraga abraza al candidato de Alianza Popular (AP) a las elecciones europeas, Marcelino Oreja en la sesión de clausura del IX Congreso de AP, en presencia de Antonio Hernández Mancha. EFE/J. Cuadrado.

Manuel Fraga abraza al candidato de Alianza Popular (AP) a las elecciones europeas, Marcelino Oreja, en la sesión de clausura del IX Congreso de AP, en presencia de Antonio Hernández Mancha. / Efe / J. Cuadrado

El expresidente de Alianza Popular (AP) Antonio Hernández Mancha insiste en que la cuenta opaca que desveló eldiario.es no era ilegal, puesto que no existía aún una ley de financiación de partidos. Según el expolítico, antes de que entrara en vigor esa normativa, en julio de 1987, las cuentas eran una "anarquía", aunque ha alegado que las de AP estaban fiscalizadas por los bancos con los que había contraído deudas.

Hernández Mancha ha explicado en una  entrevista en la Cadena SER que la ley de financiación de partidos políticos entró en vigor cuando él llevaba seis meses al frente de AP y ha defendido que tuvo que pasar por un "periodo transitorio" para adecuarse a la normativa.

Interrogado por la necesidad de que el partido conservador tuviera que cumplir con las obligaciones tributarias, el exdirigente ha dicho que "en aquel momento Hacienda no nos fiscalizaba". "Las normas fiscales también han ido cambiando", ha precisado. Además, ha señalado que eran los bancos con los que el partido había contraído deudas los que "fiscalizaron" los números del PP cuando entró en vigor la legislación". "El Banco Popular llevaba un control de las entradas y salidas, además de la contabilidad que llevaba mi tesorero", ha explicado.

Cuando el PP abrió esa cuenta opaca, el Congreso de los Diputados estaba tramitando la Ley sobre financiación de los partidos políticos, que vería la luz el 3 de julio de 1987. El PP siguió operando con esa cuenta y moviendo cheques al portador incluso después de que la legislación les obligase a ser fiscalizados por el Tribunal de Cuentas. La cuenta no se cerró hasta diciembre de 1988.

Sobre la anotación del entonces tesorero, Rosendo Naseiro, que describió la documentación sobre la cuenta corriente de AP como "confidencial" por tratarse del "movimiento de la cuenta corriente que no aparece reflejada en nuestra contabilidad", Hernández Mancha no ha sabido contestar: "Pregúntele al señor Naseiro", ha dicho. A pesar de desconocer por qué el extesorero se refería así a esos movimientos, ha asegurado que no podía ser una cuenta en la "clandestinidad" porque estaba en un banco a nombre de Alianza Popular.

El expresidente de AP ha asegurado que financió personalmente la formación al suscribir pólizas para pagar asuntos del partido, como la sede en Córdoba. Ha explicado que era Manuel Fraga el que le ordenaba que actuara de esa manera. Según el abogado, esas deudas siguen sin pagarse al Banco Santander. "Cada vez que me las pasan a cobro, tengo que recordar que era para el partido", ha afirmado.

Hernández Mancha ha señalado que despidió al equipo de tesorería cuando se hizo con el poder del partido. Aunque ha asegurado que Mariano Rajoy no sabía nada de los movimientos de los extesoreros, no ha querido decir lo mismo de Aznar. Tampoco se ha pronunciado sobre la reincorporación de Sanchis, Bárcenas y Naseiro cuando él dejó la presidencia de AP. "El feeling mío de cómo gestionaban los dineros del partido no era el que se acomodaba a mis criterios éticos y de eficacia", ha dicho el expolítico. Además, ha criticado que Naseiro organizara unas cenas a las que acudía Fraga con "la flor y nata" de los empresarios en las que estos pagaban una cantidad de dinero por asistir: "Eso no me gustaba".

Sobre su descripción de eldiario.es como una "hoja parroquial que no lee nadie" ha dicho que no quería "ofender". "Puedo compararles con el Wall Street Journal y así no se sienten ofendidos", ha añadido. "El auto de Ruz justo dice lo contrario de lo que dice el informe de eldiario.es", ha proseguido Hernández Mancha, que ha lamentado que la Cadena SER le diera importancia a la información e incluso que Iñaki Gabilondo, a quien ha llamado ínclito, le dedicara su videoblog.

También ha pedido una "última palabra" para defender a Rajoy. "La estabilidad de usted como periodista, de esta casa [Grupo Prisa] y de España depende de que siga gobernando Mariano Rajoy", le ha espetado a Pepa Bueno. "El Grupo Prisa es una columna vertebral no solo de nuestro periodismo sino también de nuestra cultura y lamento las dificultades que atraviesa –ha proseguido–. Ustedes, que tienen que velar por la continuidad de una institución valiosa, tienen que saber que está garantizado si gana Rajoy y, si no gana, igual no está tan garantizado", ha zanjado.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha