eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Hollande alerta a los franceses del riesgo de secuestro en zonas de peligro

- PUBLICIDAD -
Hollande alerta a los franceses del riesgo de secuestro en zonas de peligro

Hollande alerta a los franceses del riesgo de secuestro en zonas de peligro

El presidente francés, François Hollande, lanzó hoy un mensaje de alerta a los franceses que puedan estar en zonas de peligro de ser secuestrados, tras el retorno a Francia del sacerdote que hasta ayer estuvo un mes y medio retenido entre la frontera de Camerún y Nigeria.

"Tenemos que alertar a la población que pueden estar en esas zonas donde hay peligro", señaló Hollande en el aeropuerto de Villacoublay, de las afueras de París adonde acudió esta mañana para recibir a Georges Vandenbeusch, que llegó en un avión oficial francés desde Yaundé, la capital de Camerún.

El presidente dirigió esta advertencia en particular "a las autoridades religiosas" y a otros colectivos que también "tienen misiones que cumplir en territorios extremadamente peligrosos", así como a otros franceses que puedan desplazarse a esas regiones, que no citó explícitamente.

"Mientras no hayamos liberado a todos nuestros rehenes, tenemos que ser extremadamente rigurosos para que esos secuestradores no puedan capturar a otros", concluyó.

El jefe del Estado, en cualquier caso, felicitó al cura puesto en libertad ayer por sus captores por su "valor, la lucidez y la abnegación" para mantenerse "fiel a sus convicciones y a su religión" y su capacidad para resistir el periodo de detención.

Añadió que Vandenbeusch había estado "siempre abierto para escuchar, comprender y hacer todo lo posible para favorecer su propia liberación".

El religioso de 42 años, que apareció distendido y en aparente buen estado, manifestó una "gran alegría" y agradeció en particular "a todas las comunidades que rezaron" por él mientras estuvo cautivo.

Vandenbeusch mostró igualmente su agradecimiento a los "servicios" del Estado francés que "trabajan muy, muy bien" y que lo han cuidado desde su liberación, en condiciones por ahora no clarificadas oficialmente.

Contó que los días de detención le habían parecido "extremadamente largos" y dijo pensar en los otros rehenes que siguen secuestrados.

Las autoridades francesas, que han negado haber pagado rescate por el cura -es la regla que dicen aplicar en todos los secuestros-, han querido insistir en dar las gracias al presidente de Camerún, Paul Biya, por su intervención en el final del cautiverio para este rehén.

El secuestro había sido reivindicado por el grupo islamista nigeriano Boko Haram, el mismo que había secuestrado a siete miembros una familia de franceses a principios de año, y también liberados en abril al cabo de dos meses.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha