eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Hollande, "muy preocupado" por Gabón, pide transparencia en los resultados

- PUBLICIDAD -

El presidente francés, François Hollande, mostró hoy su "gran preocupación" por la violencia desencadenada en Gabón tras el anuncio de los resultados electorales e hizo un llamamiento a la calma para garantizar "la transparencia" en el escrutinio.

En un comunicado del Elíseo, Hollande condenó "con la mayor firmeza las violencias y los pillajes, así como las amenazas y ataques contra los partidarios de los principales candidatos" en las elecciones presidenciales en Gabón.

Los altercados comenzaron después de que la Comisión Electoral Nacional (CENAP) anunciara ayer que el vencedor de los comicios presidenciales, por un margen muy ajustado del 49,85 % de los sufragios, es el actual jefe del Estado, Ali Bongo, un resultado contestado por los defensores de su rival, el opositor Jean Ping.

Hollande pidió "a todas las partes contención y calma, lo que supone un proceso que garantice la transparencia sobre los resultados del escrutinio".

Poco antes, el ministro francés de Exteriores, Jean-Marc Ayrault, había reclamado, en nombre también de los otros países europeos, que se publiquen los resultados de cada uno de los colegios electorales del país.

Los opositores denuncian un fraude en la provincia de Alto Ogooué, un bastión electoral de Bongo en el que el presidente habría logrado más del 95 % de los votos, con una participación cercana al 100 %.

El jefe de la diplomacia francesa señaló que "la contestación de los resultados de la elección debe poder hacerse por las vías jurídicas, en el marco de un proceso transparente e imparcial".

Ayrault, por otra parte, ha pedido a los franceses que aplacen cualquier plan de viajar a Gabón por la situación en esta antigua colonia francesa y que los que estén allí respeten "las consignas de prudencia" y se queden en sus domicilios.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha