eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Hollande rechaza los asentamientos judíos y exige "hechos" a Irán

- PUBLICIDAD -
Hollande rechaza los asentamientos judíos y exige "hechos" a Irán

Hollande rechaza los asentamientos judíos y exige "hechos" a Irán

El presidente de Francia, François Hollande, destacó hoy la enérgica oposición de su país a la política israelí de asentamientos en Cisjordania, a la vez que insistió en la necesidad de una solución que garantice "la soberanía palestina" y "la seguridad de Israel".

En la segunda jornada de la visita que efectúa a Israel y la Autoridad Nacional Palestina (ANP), Hollande también subrayó que Irán debe probar "con hechos" y "no con palabras y promesas" que ha abandonado sus aspiraciones nucleares con fines militares.

Hollande llegó esta mañana a la capital administrativa de Cisjordania para entrevistarse con el líder palestino, Mahmud Abás, ante el que expresó su más enérgica oposición a unos asentamientos que sólo "complican las negociaciones" y alejan la posibilidad de alcanzar una solución negociada.

"Ayer lo dije (en Jerusalén) y hoy lo repito: Francia se opone a los asentamientos, deben cesar porque complican las negociaciones y hacen más difícil alcanzar la solución de dos Estados", afirmó en conferencia de prensa.

Recibido con honores militares en la mukata, sede de la presidencia, el jefe del Estado francés visitó antes de la reunión el mausoleo en el que reposan los restos del histórico dirigente palestino Yaser Arafat, fallecido en París en 2004.

La justicia francesa investiga desde el año pasado si Arafat fue envenenado con polonio, como apuntan estudios realizados en Rusia y Suiza.

En su comparecencia, el jefe del Estado francés se centró en el proceso de paz y recalcó que Israel debe ofrecer "el gesto de retirar los proyectos de los asentamientos para que avancen las negociaciones" hacia una solución basada en dos derechos fundamentales: "Un Estado soberano palestino y la seguridad de Israel, que no son contradictorios".

Abás le agradeció su apoyo político y presupuestario, materializado hoy en la firma de varios acuerdos bilaterales, y expuso a Hollande los obstáculos en el actual proceso de paz.

"Luchamos por un Estado palestino y soberano con Jerusalén Este como su capital, y esto tendrá un efecto positivo en esta región del mundo", aseguró.

Por la tarde, en una sesión parlamentaria de homenaje a Hollande, el primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, le respondió con la oferta sin precedentes de ir hasta Ramala para "desbloquear el proceso de paz", a la vez que invitó a Abás a visitar la Kneset (Parlamento de Israel).

El dirigente israelí hizo hincapié en que "está comprometido con la solución de dos Estados", pero recordó que, a su parecer, se trata de un proceso "bidireccional" en el que Abás debe reconocer "la verdad histórica" del vínculo "de casi cuatro mil años entre el pueblo judío y la tierra de Israel".

"No se puede pedir a los judíos que reconozcan un Estado nacional palestino sin exigir a los palestinos que reconozcan el Estado nacional del pueblo judío", resaltó sobre la que es una de las reclamaciones israelíes en las negociaciones de paz que comenzaron en julio.

En su discurso en el Parlamento israelí, Hollande defendió el derecho de los palestinos a un Estado soberano con capital en Jerusalén Este e instó a ambas partes a tener el "valor" de hacer la paz.

"La paz requiere valor, más incluso que la guerra", destacó con empatía hacia las posturas de ambos pueblos.

Ante una audiencia que le interrumpió varias veces con sonados aplausos, el dirigente francés habló también del espinoso programa nuclear de Irán, país al que instó a "probar con hechos verificables y no con meras palabras y promesas" que ha abandonado sus aspiraciones de tener armas nucleares.

"Lo digo aquí de la forma más clara, mantendremos las sanciones contra Irán mientras no veamos que hay una decisión irreversible sobre su programa nuclear militar", afirmó.

Hollande consideró que "las armas nucleares en poder de Irán son una amenaza para Israel, pero también para todo el mundo", y reconoció "el derecho y la obligación de defenderse" por parte de este país.

Recibido en Israel por todo lo alto por su inflexible postura en las negociaciones del grupo G5+1 con Irán, el presidente francés participa esta noche en una cena de Estado que le ofrece su colega Simón Peres.

Mañana, miércoles, pondrá fin a la que ha sido su primera visita a Israel y la ANP como jefe de Estado, en la que ha reiterado el "tradicional" compromiso de su Gobierno con la estabilidad y la paz de Oriente Medio.

Por Nuha Musleh y Elías L. Benarroch

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha