eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Hong Kong eleva su apuesta contra el régimen chino

- PUBLICIDAD -
Hong Kong eleva su apuesta contra el régimen chino

Hong Kong eleva su apuesta contra el régimen chino

Los activistas de la "revolución de los paraguas" han logrado entrar en el Parlamento hongkonés y no sólo lo han hecho con reclamos de democracia, sino también con llamadas a la autodeterminación o la independencia, dibujando un nuevo panorama político que, según los analistas, traerá de cabeza a Pekín.

Se esperan tiempos "convulsos", después de que ocho activistas prodemocracia, entre ellos algunos independentistas, consiguieran un asiento en el Legislativo de la isla durante las elecciones del domingo.

Abanderando la autodeterminación y en algunos casos haciendo apología de la secesión, estos jóvenes entran a formar parte del Legislativo de Hong Kong tras unos comicios parciales en los que el voto popular sólo puede elegir a la mitad del hemiciclo, pues el resto sigue estando controlado por el régimen.

Acuñada como la cita política más importante que se celebraba en Hong Kong desde que el Reino Unido devolviera su control a China en 1997, sus resultados abren una etapa de "turbulencias políticas", opina Sony Lo, profesor de la Universidad de Educación de Hong Kong.

"Pekín y Hong Kong deberán tener cuidado a la hora de actuar en este nuevo ambiente", señala el veterano analista político en declaraciones a Efe.

De momento, el Gobierno comunista se apresuraba hoy a manifestar su apoyo al Ejecutivo hongkonés para "castigar" a quienes abogan por el independentismo después de que las autoridades de la isla advirtieran que aquellos que apoyan la ruptura tendrán que enfrentarse a la ley.

"Las injerencias del Gobierno chino en Hong Kong van a continuar", consideraba Joshua Wong, uno de los rostros más conocidos de las famosas protestas prodemocracia que paralizaron la isla durante casi tres meses en 2014.

Tras el final de las manifestaciones, Wong creó un partido junto a otros compañeros, Demosisto, y esta semana consiguieron un escaño para su secretario general, Nathan Law, el diputado más joven de la historia de la isla con 23 años.

Las nuevas caras del Parlamento saben que lo tendrán difícil, pero junto al resto de fuerzas liberales lograron los escaños suficientes para vetar propuestas de los conservadores.

En opinión del profesor Lo, la estrategia de estas formaciones se centrará en "abogar por la autodeterminación a partir de 2047", cuando el acuerdo entre Londres y Pekín de 1997 llegue a su fin y quede en el aire el sistema político y económico que se pactó entonces para un periodo de cincuenta años.

De esta forma, señala el catedrático, salvarán "el escollo legal" que actualmente existe, ya que la Constitución hongkonesa no da margen para la autodeterminación o la independencia.

Mientras tanto, tendrán a su favor "la calle". "Creo que las protestas volverán", dice Joshua Wong, coincidiendo con el profesor Lo, que augura un "periodo de luna de miel de seis meses" entre los liberales y los afines al régimen antes de que comiencen las discusiones en el hemiciclo.

Ante las dudas sobre cómo reaccionará el Gobierno chino, en Pekín los analistas lo tienen claro: "La relación bilateral se verá afectada. No sólo a nivel gubernamental, también entre los pueblos. Los chinos de otras partes del país dejarán de visitar Hong Kong", indica en declaraciones a Efe Li Fan, director del Instituto de Estudios de China y el Mundo.

El experto considera que los resultados electorales evidencian el descontento popular y muestran que hace falta "una reforma del sistema democrático" de Hong Kong.

"35 de los 70 asientos en juego fueron elegidos por un 4 % de los ciudadanos hongkoneses (de sectores elegidos por Pekín), eso es un problema grave", destaca.

De momento, todos miran hacia la siguiente cita política, las elecciones a jefe de Gobierno que se celebrarán en 2017 sin sufragio universal.

Pekín presentó hace dos años una reforma electoral con la que pretendía mostrar una apertura sin levantar el control sobre estos comicios, y los hongkoneses le respondieron con la "revolución de los paraguas", el mayor desafío al Partido Comunista en territorio chino desde 1989.

Las masivas protestas acabaron sin conseguir su objetivo, "democracia real" para la isla, pero ahora los activistas cuentan con una nueva arma: la política.

Por Isabel Fueyo/Tamara Gil

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha