eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Humala afronta una grave crisis por la censura a su primera ministra

- PUBLICIDAD -
Humala afronta una grave crisis por la censura a su primera ministra

Humala afronta una grave crisis por la censura a su primera ministra

El presidente de Perú, Ollanta Humala, afronta una grave crisis política tras la censura a la primera ministra, Ana Jara, por un caso de espionaje, lo que le obliga a nombrar un nuevo gabinete que aún debe recibir el respaldo del Parlamento.

La oposición peruana consiguió reunir el lunes 72 votos a favor de la moción de censura contra Jara, a quien considera responsable política de la recopilación de datos de políticos, periodistas y empresarios por parte de los servicios de inteligencia.

A poco más de un año del final de su mandato, Humala está obligado a aceptar la renuncia de Jara junto a todos sus ministros y nombrar a un nuevo gabinete en un plazo máximo de 72 horas.

En el caso de que el Parlamento, donde el oficialismo no tiene mayoría, niegue la confianza al nuevo gabinete, el presidente tiene la facultad de disolver el Congreso y convocar elecciones legislativas.

El desgaste del Gobierno en la recta final de su mandato y la falta de mayoría en el Parlamento obligan a Humala a encontrar una figura de consenso para encabezar su séptimo gabinete que logre el respaldo de la oposición.

La censura al gabinete llega un delicado momento para Humala en el que, además de las denuncias de espionaje también se ha visto salpicado por el caso del empresario prófugo Martín Belaunde, uno de sus principales asesores en la campaña electoral del 2006, quien ha pedido refugio en Bolivia mientras las autoridades lo requieren acusado de corrupción.

A ello se suma en el frente exterior la tensión con Chile por un presunto caso de espionaje mientras que la economía peruana pierde impulso.

Los parlamentarios oficialistas reconocieron hoy que la censura a la primera ministra es una medida democrática y constitucional del Congreso, aunque aseguraron que es injusta y se trata de una campaña electoral adelantada.

Así, el legislador oficialista Daniel Abugattás dijo que "la oposición cree que las cosas mejoran con una censura a la premier Ana Jara, por una práctica que ha sido recurrente y común en los últimos gobiernos democráticos en el país".

Para algunos congresistas de oposición, como Virgilio Acuña, de Solidaridad Nacional, la censura es una oportunidad para que el Jefe del Estado renueve el Gabinete con personalidades cuya labor se oriente a atender las necesidades del país.

La congresista del Partido Popular Cristiano (PPC) Marisol Pérez Tello declaró que los parlamentarios opositores no aceptarán un nuevo gabinete presidido por un personaje que no sea de su agrado y dijo que están dispuestos a afrontar la disolución del Legislativo.

Tras confirmarse la censura, Jara, quien se convirtió en agosto pasado en la sexta titular del Consejo de Ministros de Humala (2011-1016), agradeció a Dios en su cuenta de Twitter por haberle "dado la oportunidad de servir" a su "país desde el Ejecutivo".

"Es una honra que este Congreso me censure", enfatizó Jara, segunda jefa del Consejo de Ministros en recibir esta sanción política desde que en 1963 el entonces primer ministro Julio Óscar Trelles fue censurado durante el primer Gobierno de Fernando Belaúnde Terry (1963-1968).

En febrero pasado, Humala remodeló su gabinete y realizó cambios en cinco ministerios en un intento por aliviar la tensión política que vive Perú desde inicios del año y para evitar la censura parlamentaria del gabinete.

La oposición ya había amenazado en febrero pasado con censurar al gabinete de Jara tras surgir en enero las primeras denuncias de espionaje y seguimiento de opositores del Gobierno.

Finalmente, la moción fue presentada por congresistas de los partidos de los expresidentes Alberto Fujimori y Alan García, y del Partido Popular Cristiano-Alianza para el Progreso (PPC-APP), que consideraron insuficientes las explicaciones que ofreció Jara al Congreso el pasado 20 de marzo.

Jara acudió ese día ante el pleno para hablar sobre la recopilación de miles de datos que hizo la Dirección Nacional de Inteligencia (DINI) de políticos, periodistas y personalidades públicas, así como de otros ciudadanos y empresas particulares.

La revista Correo Semanal denunció el pasado 19 de marzo que la DINI había rastreado información de los Registros Públicos de cientos de personas, entre las que estaban la mayoría de los actuales congresistas, la propia Jara, el expresidente Alejandro Toledo y el actual ministro de Defensa, Pedro Cateriano.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha