eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

IU llama "fascista" al delegado de las Artes de Madrid por decir que brigadistas en Guerra civil fueron "carne de cañón"

La concejal de IU en el Ayuntamiento de Madrid Milagros Hernández ha llamado hoy "fascista" al delegado de Las Artes, Pedro Corral, tras un discurso en el que el popular ha señalado que muchos de los soldados que participaron en las Brigadas Internacionales durante la Guerra Civil españolas no eran voluntarios, sino que fueron forzados a luchar en la contienda "como carne de cañón".

- PUBLICIDAD -

Así ha ocurrido durante el debate de la proposición presentada este mediodía en el Pleno municipal por la concejala socialista Ana García D'Atri, en la que solicitaba que se honrara a los brigadistas internacionales con el nombre de una calle frente a la Universidad Rey Juan Carlos, en el madrileño distrito de Vicálvaro.

Durante su exposición, la concejala socialista ha criticado que se premien y se acelere la nueva nomenclatura de calles como la dedicada a Margaret Thacher cuando con otras o bien no se aprueban o bien tardan años en hacerse materializarse.

Respecto a la vía dedicada a las Brigadas Internacionales, ha criticado que fue rechazada cuatro veces por la Junta de Distrito, recordando que en otras ciudades gobernadas por el PP sí ha sido aprobado, como en Valencia o Málaga.

Ana García D'Atri ha subrayado que en el lugar propuesto, en la confluencia de la avenida de Daroca y la calle San Cipriano, estuvo el cuartel de artillería donde se alojó la XI Brigada antes de la Batalla de Madrid y ha destacado que el Gobierno local incumple la Ley de Memoria Histórica, ya que permanecen en el callejero de la capital nomenclaturas "sangrantes" como la plaza del Caudillo, "siendo la única ciudad democrática que tiene una plaza de un dictador" y otros como la plaza de Arriba España o la avenida de la Victoria.

Pero la proposición ha sido rechazada, sólo con los votos en contra del PP, con un encendido discurso protagonizado por Pedro Corral, que ha reprochado a la izquierda su visión "tópica y sesgada" de la Guerra Civil española, "que ha utilizado como pretexto para la distorsión simplista y maniquea que oculta una tragedia nacional en la que todos los españoles se fueron forzados a elegir en unos de los dos bandos, la inmensa mayoría por una cuestión de supervivencia".

Así, el delegado de las Artes ha indicado que en ambos bandos hubo reclutamiento forzoso, gracias al cual los efectivos pasaron de 150.000 en octubre de 1936 a dos millones y medio de los cinco potenciales poco tiempo después.

"Déjense de guerras idealistas y épicas. Uno de cada dos españoles en edad de combatir buscó la fórmula de no ir. Para suplir esta falta de ardor patrio tuvieron que promover la intervención de una fuerza extranjera como las Brigadas Internacionales", ha advertido.

En este punto, Corral ha recordado su estudiada obra 'Otra colina', una novela autobiográfica sobre la vida de Milton Wolff, último comandante del batallón 'Lincoln' en la guerra civil española. Así, ha aludido a un relato sobre la ejecución sumaria de un desertor y otro en el que se prohibía regresar a su país de brigadistas.

"Los brigadistas pasaron un estricto régimen. Les confiscaban el pasaporte, les sometían al código militar, su formación se limitaba a una práctica de tiro y después de todo ello les enviaban al combate como carne de cañón, soportando la arbitrariedad de sus propios jefes y comisarios", ha relatado el delegado, que ha aludido también al campo de reeducación de Albacete por donde pasaban los desertores o los que no simpatizaban con el credo comunista, que ha cifrado en 4.000 penados.

"Supongo que a estos no se quiere rendir homenaje con esta plaza", ha dicho Corral a la concejal socialista. Ni tampoco, según ha añadido, a los "miles de españoles que engrosaron esas brigadas". "Nadie jamás los recuerda y llegaron a representar más de dos tercios de los efectivos de las brigadas. Y no eran heroicos voluntarios, sino reclutas forzosos y prófugos de la llamada a filas, reclutas jóvenes también de derechas y sin ideología, como era la mayoría, obligados empuñar las armas", ha manifestado.

Por tanto, para el concejal de Las Artes, hubo españoles obligados a hacer de brigadistas sin quererlo que lucharon contra otros españoles también reclutados a la fuerza. "Permítanme responder a la proposición con silencio y cuatro palabras: paz, piedad, perdón y reconciliación", ha terminado.

A VUELTAS CON LA HISTORIA

En el turno de intervención de los grupos, la edil de UPyD Patricia García se ha mostrado a favor de la calle para homenajear al altruismo de los brigadistas internacionales, pero ha recordado que son "absolutamente contrarios a utilizar el callejero como arma política".

"Queremos un callejero de reconciliación y no de revancha. Nos vamos a pasar la vida de una y otra vez hablando de un pasado más lejano para que puedan escenificar el enfrentamiento entre las derechas y izquierdas, que son impostadas por ambas partes", ha añadido.

Por su parte, la concejal de IU Milagros Hernández, después de leer el discurso de despedida de la conocida dirigente comunista Dolores Ibárruri a los héroes de las Brigadas Internacionales, ha afirmado que "Don Pedro va a pasar a la historia del Ayuntamiento de Madrid como Pedro Corral el fascista, y el tono triunfal de los compañeros también lo es".

En su turno de réplica, el concejal de Las Artes ha subrayado, ante las protestas de los grupos de la izquierda -algunos ediles abandonaron el Pleno durante su discurso-- que el PP "ama y defiende la libertad y nadie le da lecciones de la libertad, ya que ha pagado en la democracia un alto precio por la libertad, como el PSOE", en alusión a los asesinatos etarras.

Corral ha respondido al calificativo proferido por Hernández recordando que fue él la persona que redactó una propuesta, durante la tramitación de la Ley estatal de la Memoria Histórica, por la que el PP proponía aumentar y mejorar las condiciones de indemnización para los presos franquistas. "

"Pero el PSOE e IU la rechazaron. Fue repulsivo. Votaron en contra porque se les venía abajo el tinglado de tener una posición diferente. Nos opusimos a la Ley porque querían imponer su ideología y su visión. Nosotros somos liberales y lucharemos al final contra estas pretensiones", ha zanjado.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha