eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Ilusión y fuertes medidas de seguridad en el congreso de Ennahda en Túnez

- PUBLICIDAD -
Rachid Ghanuchi: "vamos a separar la política de la religión"

Rachid Ghanuchi: "vamos a separar la política de la religión"

Entre grandes medidas de seguridad, miles de personas provenientes de todos los rincones del mundo llenaron hoy el pabellón olímpico de Rades, al sur de la capital, en el arranque del décimo Congreso del movimiento islamista moderado Ennahda, principal fuerza del Parlamento de Túnez.

Ante las amenazas de los grupos yihadistas de inspiración wahabí saudí, la Policía cortó desde el mediodía los accesos al complejo deportivo, con capacidad para 10.000 personas, y desplegó cientos de fuerzas especiales fuertemente armadas en los alrededores.

"Hoy es un día histórico. Ennahda representa el futuro de Túnez, un futuro con libertad y sin violencia", explicaba a Efe el jefe una de las delegaciones provenientes de ciudad meridional de Sfax, capital económica del país.

A su lado, cientos de mujeres tocadas con el tradicional hiyab (pañuelo) con el que las musulmanas observantes cubren su cabello esperaban pacientes en las colas de acceso en un ambiente de fiesta y regocijo.

Eslóganes tradicionales del movimiento como "con nuestra sangre defenderemos Ennahda" o "libertad, trabajo y justicia social" resonaban con fuerza tanto en el exterior como en el interior del recinto deportivo.

Este es el segundo congreso legal que el movimiento islamista, fundado hace más de tres décadas y proscrito en tiempos de la dictadura, celebra desde que en 2011 la llamada "revolución de los jazmines" derrocó la tiranía de Zine el Abedin Ben Ali y dio el pistoletazo de salida a las ahora agostadas "primaveras árabes".

Los otros ocho se celebraron en la clandestinidad o en el exilio europeo.

Frente al celebrado en 2013 -y que trató de ser boicoteado por los extremistas de "Ansar al Sharia"-, el Congreso que arranca este viernes se plantea como una revolución que cambiará la esencia misma del movimiento.

Como explicó a Efe en una entrevista el propio líder del grupo, durante el congreso Ennahda romperá con el llamado "islam político" y presentará su idea del "islam democrático", que separa la política de la religión.

"Es una renovación doble: un cambio en el pensamiento político y otro a nivel programático. En el ámbito de la política nos estamos convirtiendo en un partido político puro, democrático", subrayó.

"Al caer la dictadura, emprendimos una nueva senda de libertad y de democracia, y en una era de democracia no hay excusas para mantener el mismo pensamiento", asegura.

Lo que Ennahda propone a partir de este congreso es "separar la política de la religión, del voluntariado, de la predicación, de las organizaciones caritativas. Cada cual funcionará de manera independiente", destacó.

En el plano programático el objetivo es arrinconar la discusión ideológica y priorizar los temas sociales y económicos, que por primera vez serán discutidos por una comisión "ad hoc" en un congreso de Ennahda.

Igualmente por primera vez una comisión propia discutirá estrategias de seguridad y de lucha contra el terrorismo de inspiración yihadista.

En el congreso también se discutirán otros asuntos como la promoción y defensa de los derechos humanos, el fomento del papel de la mujer, el alcance de la reconciliación nacional y las estrategias de cara a las elecciones municipales previstas para 2017.

"Es un congreso muy importante, pero debemos ser conscientes que son cambios estructurales muy importantes y necesitarán mucho tiempo para cuajar, advierte a Efe Hayi, uno de los principales expertos en movimientos islamistas del norte de África.

No comenzaremos a ver los frutos hasta dentro de unos años", insiste.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha