eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

El Instituto de la Memoria de las víctimas nace en Euskadi sin consenso

- PUBLICIDAD -
El Instituto de la Memoria de las víctimas nace en Euskadi sin consenso

El Instituto de la Memoria de las víctimas nace en Euskadi sin consenso

El Parlamento Vasco ha aprobado hoy la ley que crea el Instituto de la Memoria, la Convivencia y los Derechos Humanos de todas las víctimas de violencias "traumáticas" desde la Guerra Civil, con el único apoyo de los dos grupos que lo promovieron: el PNV y el PSE-EE.

EH Bildu se ha abstenido porque considera que se establece una diferencia entre unas víctimas "de primera", las de ETA, y el resto, mientras que el PP y UPyD han votado en contra porque no están de acuerdo en que se mezclen y se equiparen las violencias y las víctimas.

La tramitación de esta ley ha reflejado las profundas diferencias que subsisten entre los partidos vascos en torno a cómo asentar la paz y la convivencia en Euskadi, lo que repercute en este tipo de debates y en la celebración de acontecimientos como el reciente Día de la Memoria, el pasado día 10, cuando también se escenificó esta división.

El instituto es un órgano que coordinará en el País Vasco las políticas en materia de paz y convivencia, para evitar que se "pueda reescribir una historia de legitimación de ninguna forma de terrorismo, violencia o conculcación de derechos humanos".

En la ley se recuerda que la sociedad vasca ha sufrido en el último siglo, al menos, cuatro experiencias "traumáticas marcadas por la violencia: la Guerra Civil, la dictadura franquista, el terrorismo de ETA y los 'contraterrorismos' ilícitos".

Una memoria que, sostiene la ley, "no se puede utilizar ni para excluir ni para equiparar acontecimientos".

Esta idea, la de la equiparación, ha sido una de las que han provocado el desencuentro entre los partidos desde que nació esta proposición de ley, ya la pasada legislatura.

Julen Arzuaga (EH Bildu) ha rechazado los discursos de algunos partidos que defienden "prioridades imperativas hacia algunas víctimas", en referencia a las de ETA, y ha rechazado la cita de la ley a los "contraterrorismos" porque ese término da a entender que fue una "respuesta" a la violencia de ETA.

Carmelo Barrio (PP) ha criticado que este instituto busca la "consagración de la idea de la confrontación y el conflicto", porque "mezcla las víctimas de ETA con otras realidades brutales", como las de la dictadura o la Guerra Civil, como "si todo estuviera interrelacionado".

Barrio ha añadido que en el País Vasco todos condenan la dictadura de Franco, los crímenes de organizaciones ultras y otras violencias, pero ha recordado que hay quien todavía "no ha dado el paso" de condenar los crímenes de ETA y hay gente que piensa sus crímenes "han tenido justificación", y por eso este Instituto se debía centrar en esto.

Gorka Maneiro (UPyD) ha explicado que en esta ley "se diluye el terrorismo de ETA en un océano de maldades" para fomentar la "teoría del conflicto político en el que hubo dos bandos y en el que cada uno de ellos tuvo sus víctimas".

Íñigo Iturrate (PNV) ha negado que se trate de justificar ningún tipo de teoría de conflicto y ha dicho que mientras que EH Bildu ha pretendido que se difuminara la parte específica que afecta a ETA, el PP quería que solo se fijase en las víctimas de esta organización terrorista.

Rodolfo Ares (PSE-EE) también ha destacado que este nuevo organismo no equipara ni acontecimientos ni víctimas, no diluye responsabilidades ni mezcla acontecimientos y va a impedir que alguien pretenda "reescribir la historia".

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha