eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Interior encarga una investigación para atajar la polémica sobre la seguridad en Niza

- PUBLICIDAD -
Comparecen ante el juez los 5 detenidos relacionados con el terrorista de Niza

Comparecen ante el juez los 5 detenidos relacionados con el terrorista de Niza

El ministro francés de Interior, Bernard Cazeneuve, encargó hoy una investigación administrativa para tratar de atajar la creciente polémica sobre el dispositivo de seguridad que había en el paseo de los Ingleses de Niza cuando se produjo el atentado el pasado día 14.

Cazeneuve ha recurrido a la Inspección Nacional de la Policía Nacional para que, en paralelo a la investigación judicial en marcha, haga "una evaluación técnica del dispositivo de seguridad y de orden público" en Niza la noche del ataque, que causó 84 muertos y 331 heridos, se indica en un comunicado de Interior.

El ministro se mostró convencido de que esto "permitirá establecer la realidad de ese dispositivo mientras continúan polémicas inútiles" e insistió en la voluntad del Gobierno "de transparencia y de verdad que se debe a las víctimas y a sus familias" tras "el terrible atentado de Niza".

A partir de fotos y testimonios, el diario Libération puso hoy en duda las explicaciones ofrecidas en los últimos días por el ministro y su departamento sobre la presencia de policías en el paseo de los Ingleses cuando irrumpió el camión que arrolló a cientos de personas.

El periódico hizo notar, en particular, que la entrada a la zona acotada al tráfico no estaba protegida por vehículos de la policía nacional, sino por vallas metálicas y dos agentes municipales, lo que cuestiona la versión oficial de que había dos coches de policía en la calzad, y que el camión los esquivó subiéndose a la acera.

En un comunicado, el Ministerio de Interior señaló que esas barreras se correspondían a un "punto de desvío de la circulación y de control visual" en el que los agentes nacionales había sustituido a los municipales, según lo previsto, y que los primeros habían establecido una barrera con dos de sus coches a la entrada de la parte del paseo peatonalizada.

Pocas horas después del atentado, el presidente de la región de Niza y antiguo alcalde de la ciudad, el conservador Christian Estrosi, manifestó sus dudas sobre las seguridad desplegada por el Gobierno para proteger a las 30.000 personas que asistieron a los fuegos artificiales de la Fiesta Nacional francesa.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha