eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Israel compara la alerta de Netanyahu sobre Irán con la de Churchill sobre los nazis

- PUBLICIDAD -
Kerry pide a Israel dar "el beneficio de la duda" en la negociación con Irán

Kerry pide a Israel dar "el beneficio de la duda" en la negociación con Irán

El primer ministro de Israel, Benjamin Netanyahu, acudirá este martes al Congreso de EEUU para alertar sobre un "mal acuerdo" con Irán, del mismo modo que Winston Churchill advirtió en 1938 al Reino Unido contra cualquier pacto con la Alemania nazi, según un responsable israelí.

Así lo describió en una entrevista con Efe el vice embajador de Israel en Washington, Reuven Azar, poco antes de que Netanyahu visite Washington invitado por los líderes republicanos del Congreso.

"Nosotros sentimos que estamos en una situación muy crítica, para nosotros es algo existencial", dijo el diplomático israelí.

"El primer ministro siente que estamos al borde de una catástrofe enorme en la región. Y viene con el mismo mensaje que Churchill antes de la Segunda Guerra Mundial, para decir: tenemos que lidiar con ello ahora", añadió.

En 1938, Churchill alertó contra un "mal acuerdo" que el entonces primer ministro británico, Neville Chamberlain, "firmó con (Adolf) Hitler y que no detuvo la agresión nazi", explicó Azar.

Netanyahu, un declarado admirador de Churchill, quien fue primer ministro británico durante la Segunda Guerra Mundial, también quiere alertar con su discurso de un "mal acuerdo", el que las potencias podrían firmar con Irán y que "no detendrá la agresión iraní, sino que la incentivará", agregó.

La alerta de Churchill a la que se refiere Azar quedó plasmada en una famosa y premonitoria frase: "el Gobierno tenía que escoger entre la guerra y la deshonra, escogió la deshonra y tendrá la guerra".

"No podemos apaciguar a los iraníes, tenemos que ser firmes. Hace falta mucha más presión", subrayó Azar.

Con su discurso de este martes, Netanyahu igualará el récord de Churchill, que hasta ahora era el líder extranjero que más veces había hablado ante el Congreso de EEUU, con tres intervenciones.

Azar restó importancia a la tensión que ha generado en Washington la visita de Netanyahu, invitado por el liderazgo republicano sin notificar con antelación a la Casa Blanca, y aseguró que Israel no quiere "estar en medio" de ninguna batalla política.

"No es nuestra responsabilidad si el líder de la Cámara de Representantes de EEUU (el republicano John Boehner) notifica a la Casa Blanca o cuándo lo hace. No depende de nosotros", añadió.

Para el diplomático israelí, cualquier disputa sobre protocolo o sobre los intereses políticos de los republicanos en Washington se vuelve "secundaria" cuando se compara con las inquietudes que Israel tiene sobre el rumbo de las negociaciones entre Irán y el Grupo 5+1 (EEUU, Rusia, China, Francia, Reino Unido y Alemania).

La campaña de Netanyahu ha irritado claramente al Gobierno de Barack Obama, que ha rechazado reunirse con el primer ministro israelí con el argumento de evitar influir en las elecciones del 17 de marzo en Israel.

El vicepresidente, Joe Biden, ha decidido no asistir al discurso programado para el martes en el Congreso.

"Respetamos la decisión del presidente (Obama). Además, no tiene sentido tratar de ocultar el hecho de que, en lo relativo a Irán, tenemos un desacuerdo" con EEUU, sostuvo.

Para Azar, sin embargo, era necesario un gesto como el del discurso de Netanyahu para "captar la atención del Congreso estadounidense, del público estadounidense" sobre el tema de Irán.

"Desde el anuncio de la visita, primero hubo un debate sobre la ruptura de protocolo (con la invitación de Boehner a Netanyahu), pero en las últimas semanas hemos visto que volvíamos a la conversación real, sobre si esto es un buen acuerdo, sobre cuáles van a ser sus términos", aseveró el vice embajador.

"Y creo que aunque estemos en una disputa con la Administración (de Obama), nuestra presión está dando a esa Administración las herramientas para extraer de los iraníes un acuerdo mejor", agregó.

Según el diplomático, permitir que Irán enriquezca uranio al término de las negociaciones actuales "generará una carrera nuclear en la región", dado que Emiratos Árabes Unidos, Arabia Saudí, Egipto y Turquía buscarán programas atómicos similares al iraní.

Israel teme, además, que las negociaciones actuales permitan a Irán desarrollar "un programa de misiles balísticos intercontinental" que también pondría en peligro a EEUU, explicó.

En ese contexto, la apuesta de Israel por más sanciones, que según Estados Unidos harán descarrilar las negociaciones por las que ha apostado la Administración de Obama, pretende "prevenir una guerra", y no "empujar" hacia ella, aseguró Azar.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha