eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Israel convoca al embajador de la UE por una directriz sobre etiquetado

- PUBLICIDAD -
Israel convoca al embajador de la UE por una   directriz sobre etiquetado

Israel convoca al embajador de la UE por una directriz sobre etiquetado

Israel ha convocado al Ministerio de Asunto Exteriores al embajador de la Unión Europea (UE) en Tel Aviv, Lars Faaborg-Andersen, para pedirle explicaciones y reprocharle la aprobación hoy de una directriz para el etiquetado de productos de las colonias judías en territorio ocupado.

Según confirmó el portavoz de Exteriores Emmanuel Nahson, el embajador ha sido llamado para trasladarle el malestar por la aprobación de la norma hoy en Bruselas, que obliga a los estados miembro a señalar la procedencia en las etiquetas de los productos elaborados en los asentamientos israelíes y a no poner que proceden de Israel.

Se refiere a los bienes producidos en los territorios ocupados en 1967, que incluye Cisjordania, Jerusalén Este y el Golán, ya que en Gaza no hay colonias.

El Ministerio de Exteriores aseguró en un comunicado que, a pesar de que la UE la presenta como una "medida técnica", "no hay duda de que el principal propósito es ejercer presión política en Israel".

"Esto es injusto. Es una simple distorsión de la Justicia y de la lógica y creo que también hace daño a la paz, no hace avanzar la paz. La raíz del conflicto no son los territorios ni los asentamientos. Tenemos memoria histórica de lo que pasó cuando Europa etiquetó productos judíos", señaló el primer ministro, Benjamín Netanyahu, en la nota diplomática.

"Estas medidas son discriminatorias por naturaleza. Es intolerable que Israel sea el único país individualizado para esta política, a pesar del hecho de que hay más de 200 territorios disputados en el mundo", añade el escrito, el cual asegura que la legislación ha sido promovida por "organizaciones anti-israelíes".

Además, Israel considera que las normas de etiquetado pueden ayudar a la idea de boicotear productos israelíes y advierte que este paso "afectará negativamente las relaciones con la UE", a la solución de dos Estados y a la situación económica de miles de familias de los 30.000 palestinos que trabajan en los asentamientos.

El ministro israelí de Infraestructura, Energía y Agua y miembro del gabinete de seguridad, Yuval Steinitz, calificó la medida la víspera en un encuentro con medios extranjeros de una "forma de antisemitismo velado" y una decisión "injusta y discriminatoria".

"Una cosa es la crítica y otra pasar del debate a la animosidad. No podemos ver otra cosa que algún tipo de antisemitismo oculto en esa decisión porque claramente se desprende un doble rasero", manifestó.

Steinitz argumentó que los Veintiocho no han adoptado decisiones similares contra Turquía en el caso del norte de Chipre o con productos procedentes de "regiones disputadas" como Cachemira o Tíbet.

"Este trato sólo lo merece el Estado judío y temo que sea un viejo tipo de discriminación contra los judíos", enfatizó.

Numerosos políticos israelíes, incluidos de partidos de oposición, han mostrado su rechazo a la directriz, pese a que representantes de la UE han asegurado que no tiene porqué afectar a la venta de productos de Israel y que no guarda relación con los movimientos proboicot.

El embajador Faaborg-Andersen manifestó en una reciente entrevista publicada por un medio local que la directriz suponía "de hecho una ventaja" y que podría "incluso mejorar" la posición de los productos propiamente fabricados en Israel.

La campaña BDS (Boicot, Desinversión y Sanciones a Israel) "es un boicot general que tiene como objetivo todos los productos israelíes, de los asentamientos y otros lugares. Aquí estamos haciendo una distinción muy importante y decimos que no tiene nada que ver con el BDS", adujo el embajador.

"Esto tiene que ver con una determinada política que Israel persigue respecto a los asentamientos con la que estamos en desacuerdo y no queremos apoyar", defendió.

La ONG israelí de derechos humanos Paz Ahora se felicitó hoy por la iniciativa europea que considera "un medio para oponerse a la ocupación" y señaló que "un sistema de etiquetado más preciso permitirá a los residentes europeos comprar de acuerdo a consideraciones ideológicas".

"Mientras no existan negociaciones que lleven a una solución de dos Estados, las medidas para diferenciar entre Israel y Cisjordania son importantes para preservar esa solución", sostuvo la organización.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha