eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Izquierda europea pide a CE revisar la distribución de inmigrantes en UE

- PUBLICIDAD -

El candidato de la izquierda europea a la presidencia de la Comisión Europea, el griego Alexis Tsipras, pidió hoy al presidente del Consejo Europeo, Herman Van Rompuy, la convocatoria de una cumbre extraordinaria sobre inmigración tras la reciente tragedia de una barcaza en aguas helenas el lunes pasado.

El también líder del principal partido de oposición en Grecia, el izquierdista Syriza, envió una carta a Van Rompuy en la que le pide un Consejo Europeo extraordinario para revisar la distribución de los inmigrantes irregulares y la reforma de la normativa Dublín II, que desde 2003 regula qué país es el responsable de conceder solicitudes de asilo en cada petición.

"Es necesaria una revisión inmediata de la totalidad del marco institucional de la inmigración y asilo de la UE, para garantizar la protección de los derechos humanos fundamentales en todo el territorio europeo", afirmó Tsipras en su misiva.

Tsipras hizo esta petición a raíz del naufragio de una embarcación con 28 refugiados, el pasado lunes cerca del islote griego de Farmakonisi.

El drama está rodeado de numerosas incógnitas y reproches, pues la barca volcó mientras estaba siendo remolcada por una embarcación de la guarda costera griega.

Según Tspiras, la política migratoria de la UE ha fracasado, ya que tampoco se han llevado a cabo medidas de prevención en los países de origen.

El político de izquierdas instó a diseñar medidas efectivas para el rescate de inmigrantes, crear centros de acogida, adoptar un nuevo marco legal que regule de manera eficaz y equitativa el acceso de los inmigrantes a todos los países de la UE (teniendo en cuenta también sus deseos) y a destinar fondos de emergencia para que Grecia pueda abordar este problema humanitario.

Coincidiendo con esta petición, tres de los supervivientes de la tragedia de Farmakonisi acudieron a la céntrica plaza de Syntagma de Atenas, para ofrecer una rueda de prensa al aire libre en la que reiteraron sus quejas sobre el trato recibido por parte de la Guardia Costera griega.

Los refugiados, visiblemente emocionados, aseguraron que los guardacostas no solo no les ayudaron, sino que además, les golpearon para impedir a los que habían caído subir a su barco.

Otro de los rescatados relató que vio caer a su esposa y a su hijo al mar, pero no pudo hacer nada por salvarles.

La respuesta del Gobierno griego a la petición del líder izquierdista no se ha hecho esperar.

"Tsipras quiere la abolición de Frontex y la entrada masiva de inmigrantes ilegales", aseguró el portavoz del Ejecutivo, Simos Kedikoglu.

El ministro de Marina Mercante, Miltiadis Varvitsiotis ordenó ayer una investigación sobre este suceso después de recibir fuertes críticas por parte de organizaciones internacionales, debido a la gestión de los rescates de embarcaciones y en concreto, de este último accidente.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha