eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Izquierda Socialista, en manos de una gestora tras la dimisión de Pérez Tapias y duras críticas de sus exportavoces

Un tercio de sus dirigentes, incluyendo a Pérez Tapias y Beatriz Talegóin, se han negado a respaldar la dirección provisional

- PUBLICIDAD -
Izquierda Socialista, en manos de una gestora tras la dimisión de Pérez Tapias y duras críticas de sus exportavoces

Izquierda Socialista, la única corriente interna del PSOE, se encuentra en manos de una gestora tras la dimisión del que fuera candidato a la Secretaría General del partido, José Antonio Pérez Tapias, y tras un fuerte enfrentamiento interno que ha acabado con duras críticas por parte del propio Tapias y del hasta hace poco coportavoz, Vicent Garcès.

La creación de esta comisión gestora se aprobó el pasado sábado, en una asamblea en la que se revivió el ambiente tenso que presidió una asamblea previa el pasado octubre, en la que quedó de manifiesto el enfrentamiento interno entre varios miembros, y de la que surgió la propuesta de eliminar el tradicional sistema de tres portavoces de la corriente para contar con Pérez Tapias como único portavoz.

La sucesión de críticas y tensiones internas, que Pérez Tapias resumió como un "conjunto de hechos lamentables", hizo que el catedrático de Filosofía anunciara la semana pasada su decisión de abandonar la Portavocía que hacía sólo un mes se le había otorgado en exclusividad.

DIVISIÓN EN LA ÚLTIMA REUNIÓN

En la reunión del pasado sábado, los dos socialistas que le acompañaron como coportavoces propusieron dos salidas diferentes a la "crisis" de la corriente, tal y como ha explicado el propio Tapias en un artículo hecho público en su cuenta de Facebook.

En concreto, Garcès propuso volver al sistema anterior y recuperar el modelo de tres portavoces. Este exeurodiputado considera que las votaciones de la asamblea de octubre fueron "absolutamente irregulares y con resultados ilegítimos" y, por tanto, propone volver a la situación anterior. Mientras tanto, según explica Garcès, el otro exportavoz, José Antonio Barrio, pidió crear una gestora.

Tapias respondió con una tercera propuesta: mantener los tres portavoces e incorporar a otras personas, en concreto, tres mujeres, para crear un órgano colegiado paritario. El excandidato propuso tres nombres, entre ellos el de la coordinadora de Izquierda Socialista en Castilla-La Mancha y exdirigente juvenil Beatriz Talegón.

En su artículo, el exdirigente explica que quiso incluir a Talegón, con quien protagonizó un enfrentamiento tras la asamblea de octubre a cuenta del apoyo al exalcalde de Parla José María Fraile, en "aras de una integración que ha de ser efectiva".

Sin embargo, esta propuesta fue rechazada por algunos miembros, que, según las fuentes consultadas, criticaron en concreto el nombre de Talegón. La exdirigente juvenil, que en un principio había aceptado, propuso entonces ser sustituida por la coordinadora en Cádiz, Mercè Perelló, una iniciativa que tampoco salió adelante.

Vista la falta de consenso, que consideraba imprescindible, Tapias retiró su propuesta y se pasó a someterse a votación la creación de una comisión gestora, que recibió el apoyo de 16 miembros de la coordinadora, frente a otros nueve que no la respaldaron. Entre quienes no votaron sí se encuentran Tapias, Garcès, Talegón y los responsables en Murcia, Asturias, Aragón, Canarias y Bruselas, según han indicado fuentes de la corriente.

EN LAS PRIMARIAS LOGRARON UN 15%

De este modo, Izquierda Socialista --cuya presencia pública se vio incrementada después de las primarias a las que concurrió Pérez Tapias, obteniendo un apoyo del 15%-- permanecerá en manos de una gestora hasta pasadas las elecciones municipales y autonómicas.

Para el excandidato, esta decisión explicita "una situación de crisis duradera" y "quizá" deja a la corriente "sin mucha capacidad de presencia o interlocución pública". Además, ha lamentado que su propuesta de "mediación e integración" no haya podido salir adelante, consciente además de que "unas veces puede verse uno exageradamente encumbrado y otras, injustamente abajado".

Más crítico ha sido Garcès, quien en un comunicado ha lamentado que Izquierda Socialista es hoy "irreconocible, tanto dentro como fuera del partido", después de unos meses en los que toda la corriente estaba "creciendo, organizándose y preparándose para la nueva fase política que vive el país y el PSOE".

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha