eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Japón y la UE fortalecen sus alianzas en seguridad y comercio

- PUBLICIDAD -

Japón y la Unión Europea (UE) se comprometieron hoy a acelerar la conclusión de su acuerdo de libre comercio y a fortalecer su alianza en materia de seguridad durante una cumbre anual celebrada en Tokio.

En lo que supone una nueva fase en las relaciones entre Bruselas y Tokio, el presidente del Consejo Europeo, Herman Van Rompuy y el de la Comisión, José Manuel Durao Barroso, se reunieron durante poco más de un hora con el primer ministro japonés, Shinzo Abe.

La agenda en esta ocasión estuvo dominada principalmente por las negociaciones para la firma de un ambicioso tratado de libre comercio (TLC) bilateral, que ambas partes pusieron en marcha el pasado abril y del que hasta el momento se han celebrado ya tres rondas.

Pero el encuentro también estuvo marcado por cuestiones de seguridad global, como los retos que plantean Irán o Corea del Norte, dentro del creciente interés de Japón por tener un papel más relevante internacionalmente.

En relación al tema estrella de sus relaciones bilaterales, ambas partes reconocieron la importancia de concluir "lo antes posible" las negociaciones del TCL y para ello se comprometieron a garantizar el acceso a sus respectivos mercados de bienes y servicios.

El principal obstáculo con el que se encuentran estas negociaciones entre Japón y la UE, que juntos suman la tercera parte del PIB mundial, es la negativa de Tokio a acabar con las barreras no arancelarias, que dificultan notablemente el acceso de los productos europeos al mercado nipón.

Con este acuerdo, Japón espera incrementar sus exportaciones en más de un 23%, sobre todo en industrias como la automovilística y la electrónica, mientras que la UE busca aumentarlas en más de un 30, además de lograr un mayor acceso a los protegidos sectores públicos de la tercera economía mundial.

También en el ámbito comercial, las dos partes expresaron hoy su intención de acelerar la conclusión de la llamada ronda de Doha, un acuerdo multilateral para facilitar el comercio internacional.

Tokio y los Veintiocho coincidieron también en que sigue siendo un "reto clave" el asegurar el suministro estable de energía, en un momento en el que Japón, uno de los mayores compradores de gas natural licuado, busca apoyo de Bruselas para lograr un mercado global más "transparente" que le beneficie.

De acuerdo con el comunicado emitido tras el encuentro, los líderes de la Unión Europea alabaron los esfuerzos de Japón para contribuir de una manera más activa a la paz y seguridad global y apostaron por "incrementar su cooperación" en este sentido.

Así, ambas partes reconocieron que el programa nuclear de Irán sigue siendo una "fuente de seria preocupación" y pidieron a la república islámica que cumpla con sus obligaciones internacionales.

Tras años de desencuentros, la comunidad internacional y Teherán esperan llegar a un entendimiento que permita el desarrollo de un programa atómico pacífico en Irán y acabar con las sanciones sobre el régimen Ayatolá.

En relación a Corea del Norte, el documento conjunto mostró su inquietud en relación a sus programas de misiles y de enriquecimiento de uranio, y también por la "continúa y sistemática violación de los derechos civiles, políticos, económicos, sociales y culturales" en el país comunista.

La reunión de hoy se celebró después que el pasado marzo se suspendiera de manera repentina la cumbre anual programada en Tokio debido a la crisis del rescate de Chipre.

Japón es el séptimo mayor socio comercial de la UE a nivel mundial y el segundo en Asia, por detrás de China, mientras que el bloque europeo es el tercer principal socio comercial de Japón tras China y Estados Unidos.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha