eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Japón busca mejorar la medición radiactiva en la zona de exclusión de Fukushima

- PUBLICIDAD -
Fukushima construirá un nuevo desagüe para contener fugas radiactivas al mar

Fukushima construirá un nuevo desagüe para contener fugas radiactivas al mar

El Gobierno y el regulador nuclear nipón estudian mejorar los sistemas de medición de los índices de radiación en las zonas de acceso restringido de Fukushima para aligerar el regreso de los evacuados, informó hoy el diario Nikkei.

Se trataría de lograr una medición más realista de la radiación mediante la sustitución del actual sistema de calibración de la atmósfera por uno en el que la lectura se establezca mediante dosímetros individuales, que registran la radiación acumulada en el cuerpo y son un mecanismo mucho más preciso.

El tusnami de 2011 provocó una zona de exclusión en torno a la central de Fukushima que mantiene evacuadas por alta radiación a cerca de 52.000 personas.

En este sentido, diversos estudios realizados en la prefectura de Fukushima, epicentro de la crisis nuclear en Japón, muestran que los dosímetros individuales aportan lecturas que son entre un tercio y una séptima parte más precisos que las mediciones atmosféricas.

El contador atmosférico, por lo general, registra mayores índices de radiación que el aportado por los dosímetros, al no asumir el uso de ninguna medida de protección por parte de las personas.

Así, en la ciudad de Date, a 60 kilómetros al noroeste de la planta, los contadores atmosféricos han llegado a registrar niveles de 5 milisievert anual, cuyo equivalente en dosímetros apenas alcanza 1 milisievert, límite recomendado por la Comisión Internacional de Protección Radiológica.

Actualmente el Gobierno japonés permite el retorno de afectados a zonas que cuenten con menos de 20 milisievert anuales, con lo que consideran que el uso de dosímetros permitirá agilizar las labores de descontaminación y proceder antes al regreso de evacuados.

No obstante, a largo plazo, el objetivo final del Gobierno de Japón es el de rebajar la radiación por debajo de 1 milisievert, una labor que puede prolongarse durante décadas.

La propuesta que estudia el Gobierno y el regulador, que ha sido llamada "Equipo de estudio de medidas para garantizar un regreso seguro de los evacuados", prevé además la creación de un contingente de asesoramiento a los afectados formado por médicos, enfermeras o representantes de asociaciones de ciudadanos.

Según el Ejecutivo, el almacenamiento y descontaminación del material radiactivo, la tierra y las zonas verdes en la zona restringida entorno a la central de Fukushima tendrá un coste aproximado de 5 billones de yenes (37.606 millones de euros).

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha