eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Jonan Fernández: No es posible un acuerdo completo para interpretar el pasado

- PUBLICIDAD -
Jonan Fernández: No es posible un acuerdo completo para interpretar el pasado

Jonan Fernández: No es posible un acuerdo completo para interpretar el pasado

El secretario general para la Paz y la Convivencia del Gobierno Vasco, Jonan Fernández, ha afirmado hoy que la gestión del pasado "es la parte más compleja de un proceso de reconstrucción de la convivencia" y ha advertido de que "no es posible un acuerdo completo de interpretación del pasado".

Fernández ha participado esta mañana en Bilbao en una jornada del Instituto de la Memoria, la Convivencia y los Derechos Humanos-Gogora sobre "Experiencias internacionales en la gestión de la memoria", en la que también ha intervenido la directora de la entidad, Aintzane Ezenarro.

Entre los asistentes, se encontraban el fiscal superior del País Vasco, Juan Calparsoro, y representantes políticos como el parlamentario del PNV Iñigo Iturrate; el responsable de Podemos en Euskadi, Roberto Uriarte; el secretario general de EA, Peio Urizar; el portavoz parlamentario del PSE-EE, José Antonio Pastor; y el parlamentario de EH Bildu Julen Arzuaga.

Durante su intervención, Jonan Fernández ha considerado que la memoria "es compleja", ya que "en el pasado se encuentra el diagnóstico de la culpa y de la responsabilidad, el dolor y el sufrimiento padecidos y, junto a ello, las diferentes lecturas sobre las causas y génesis de lo ocurrido".

Según ha considerado, "debe aceptarse la complejidad" de la gestión del pasado y, aunque "no es posible un acuerdo completo" para su interpretación, sí es posible "fijar unos mínimos que hagan factible la posibilidad de consenso".

El responsable para la Paz y Convivencia del Gobierno Vasco se ha referido a la "nueva etapa" iniciada "hace cuatro años", en alusión al fin de la violencia de ETA, para indicar que en Euskadi "necesitamos tiempo" para la elaboración de la memoria, porque aún es "muy pronto" y es normal que los debates "vayan a trancas y barrancas".

Ha recordado que la ley de creación del Instituto Gogora señala que la memoria en Euskadi responde a "la voluntad de compartir una reflexión crítica" ante acontecimientos que supusieron "una violación de derechos humanos" como "la Guerra Civil, la dictadura franquista, el terrorismo de ETA y los contraterrorismos ilícitos".

Fernández ha explicado que el Instituto Gogora debe gestionar "la memoria de acontecimientos traumáticos diferentes, con lecturas divergentes".

Además, ha evidenciado que existe el temor a que unos acontecimientos violentos "se utilicen para compensar, justificar, diluir o minimizar otros" y a que las diferencias entre los diferentes acontecimientos se usen "para hacer discriminaciones entre víctimas o entre memorias".

A su juicio, la política pública de memoria consiste "en promover un diálogo libre entre memorias cuya base sea el respeto al pluralismo".

Según ha indicado, la política pública de memoria debe orientarse hacia "una convivencia democrática e inclusiva, rechazando cualquier forma de equiparación compensatoria entre distintas formas de violencia y promoviendo, sin discriminaciones ni lagunas, una reflexión crítica y autónoma sobre cada una de ellas".

Fernández ha abogado por un diálogo en el que se necesitan tres reglas mínimas: "Rechazar la legitimación de cualquier violación de derechos humanos del pasado, no excluir ni compensar acontecimientos violentos distintos" y "asumir que cada hecho violento requiere una valoración crítica autónoma y diferenciada".

Además de los citados, la jornada del Instituto Gogora ha contado con las intervenciones de Rainer Huhle, miembro de la directiva del Centro de Derechos Humanos de Núremberg; y Ricard Vinyes, quien presidió la comisión rectora del proyecto del Memorial Democrático de Cataluña.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha