eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Julio Iglesias se reconcilia con México a golpe de cariño y grandes éxitos

- PUBLICIDAD -
Julio Iglesias se reconcilia con México a golpe de cariño y grandes éxitos

Julio Iglesias se reconcilia con México a golpe de cariño y grandes éxitos

Sentía que tenía una deuda pendiente con México por haber estado tres décadas sin actuar en el país, pero hoy julio Iglesias la ha saldado con cariño, palabras emotivas, mariachis y todas sus canciones elevadas ya al rango de himnos.

Lo ha hecho en un abarrotado Auditorio Nacional de la capital mexicana, en donde se ha presentado ante 10.000 personas y ha puesto en práctica ese truco que le ha valido para conquistar medio mundo, el mimetizarse con cada país, cantando en su idioma o acercándose a sus costumbres, diciendo sentirse el más mexicano.

"Me siento de aquí, mexicano esta noche (...) Yo soy de donde canto y hoy soy mexicano", aseguró el cantante, quien recordó que ha llevado y cantado la música mexicana por todo el mundo.

Vestido con un traje negro, corbata y chaleco del mismo color y una camisa blanca, con su característico moreno intenso en la piel, Iglesias arrancó la noche con el tema mexicano "Amor, amor, amor", rodeado por seis músicos y tres coristas exhuberantes.

"Cómo empezar un concierto en México y decirles en lo más profundo de mi sentimiento la alegría que da el volver a una tierra tan querida. A lo largo de este concierto van a sentir esa fuerza que ustedes los mexicanos me dieron hace 43 años", dijo el artista emocionado casi hasta las lágrimas, refiriéndose a su primera llegada al país en los años setenta.

"Ustedes me inventaron, apostaron por mí cuando no valía un duro, cuando ni siquiera cantaba bien y me devuelven a su tierra aprendido", dijo en una de sus numerosas intervenciones de agradecimiento.

Llegaron temas míticos como "Un canto a Galicia", en el que se acordó de su padre y de su madre, cuya mezcla de genes del sur y del norte hizo que tuviera "cabeza celta y cuerpo andaluz", aseguró.

Una pareja de argentinos lo acompañó bailando un tango al son de "A media luz", antes de que el público se encendiera con otra canción mexicana "Échame a mí la culpa", seguida de la muy coreada "Me olvide de vivir".

Antes de acercarse al francés con el tema "Mammy Blue", Iglesias se quitó la americana para comprobar que pese a sus casi siete décadas de vida sigue provocando suspiros y silbidos entre las féminas, su gran pasión junto con la música y el vino.

"Tengo casi setenta y si tengo que decir quienes me mantienen vivo, quienes me dan la fuerza, son ustedes, la gente", dijo el artista quien aseguró que antes de salir al escenario tenía los nervios a flor de piel.

Tras otros temas como "El Amor" o "La carretera" salieron los mariachis y empezó el popurrí de históricas canciones mexicanas "La media vuelta", "Se me olvido otra vez", "Y qué hiciste" y "México lindó y querido".

Cantó también en inglés "I never gonna dance again" y en italiano "Carusso", en donde tuvo unas palabras de recuerdo para su amigo, el tenor Luciano Pavarotti, fallecido en 2007.

Llegaron "Abrázame", "¡Hey!", "Corazón Partío", "Derroche" y "Me va, me va", antes de seguir con más palabras de cariño para ese público que le da la energía para subir a cada escenario.

"Ustedes son los que hacen que alguien a mi edad tenga tanta pasión por lo que ama, que es lo que hace de verdad esto. No tiene explicación mi vida sin ustedes, me dan esa fuerza y esa pasión que no tengo en mi cuerpo pero que la tengo en mi corazón", dijo.

Con "La vida sigue igual" el cantante se emocionó hasta las lágrimas, que fueron respondidas por gritos del público coreando su nombre.

Llegaron al final "Por el amor de una mujer", "A mi manera" y "Agua sala" con la que cerró el concierto, tras casi dos horas de música.

Tras Ciudad de México (en donde volverá a actuar el próximo 11 de septiembre) y Nayarit (en donde actuó el pasado día 9), el artista seguirá rodando por el país para actuar en Querétaro, Guadalajara y Puebla, en esta gira de reconciliación con un público que con las ovaciones de hoy le ha demostrado que no tiene nada que perdonarle.

Paula Escalada Medrano

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha