eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Julio Rodríguez: Podemos está el primero en la lucha contra el terrorismo

- PUBLICIDAD -
Julio Rodríguez: Podemos está el primero en la lucha contra el terrorismo

Julio Rodríguez: Podemos está el primero en la lucha contra el terrorismo

Podemos está "el primero" en la lucha contra el terrorismo a pesar de no haber firmado el pacto contra el yihadismo, y tiene sus propias y "efectivas" propuestas que deberían implementar personas "sin intereses en las empresas de armamento", ha asegurado el número dos en la lista electoral por Zaragoza, Julio Rodríguez.

En una entrevista con Efe, el ex jefe del Estado Mayor de la Defensa ha recordado que el Acuerdo para Afianzar la Unidad en Defensa de las Libertades y en la Lucha contra el Terrorismo Yihadista se firmó en febrero "entre dos partidos" (PSOE y PP) y "se resucitó" tras los atentados de hace un mes en París sin el concurso de Podemos porque la formación morada piensa que incluye cuestiones que no se corresponden con la realidad "del momento".

"A un terrorista que se inmola no le afectan las medidas de este pacto", ha enfatizado Rodríguez.

Podemos estima que en este asunto hay que ir "a los orígenes", es decir, a las fuentes de financiación de los terroristas, a cortar el tráfico de armas, a luchar contra el adoctrinamiento y a hacer partícipes a los actores sobre el terreno de las soluciones, que deben de ser "globales" y no corresponden sólo al gobierno español.

Por eso, rechazan en principio la intervención militar en países como Siria, que no siempre es "la mejor solución", y prefieren optar por la ayuda económica, diplomática y de cooperación internacional.

Si el presidente de Francia, Françoise Hollande, pidiera ayuda a un gobierno presidido por Pablo Iglesias, éste le diría que España es "solidaria" con sus "buenos amigos", pero también que un conflicto no acaba cuando termina la intervención militar.

Respecto al atentado del pasado día 11 en Kabul, en el que murieron dos policías españoles, Rodríguez ha considerado que es necesario reforzar la seguridad en las embajadas, pero que corresponde a los técnicos y a las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado decir cómo, lo que no quiere decir que suponga un incremento de los medios humanos, aunque quizá también, y sí de reforzar las acciones de inteligencia o colocar más cámaras e incrementar los perímetros de seguridad.

Julio Rodríguez (Orense, 1948) fue jefe del Estado Mayor de la Defensa entre julio de 2008 y diciembre de 2011 con José Luis Rodríguez Zapatero como presidente del Gobierno, y tomó la decisión de entrar en la política cuando se lo propusieron desde Podemos, a quien no fue a ofrecerse, ha insistido.

En ese momento, ha confesado, pensó que era un momento "clave" y "crucial" y que tenía que dar un paso al frente. En poco tiempo que ha pasado desde entonces se ha sentido "contento y satisfecho" porque considera que actuar, "como revulsivo en una sociedad que está un poco anestesiada", es "una buena decisión".

El propio Zapatero le llamó "un día o dos después" para desearle "mucha suerte", ha confesado.

"Mi compromiso no acaba el día 20 de diciembre", ha asegurado, pero ha añadido que los cargos políticos "no son para durar, sino para servir".

Rodríguez se defiende de las acusaciones de "cunero" con el argumento de sus vínculos con Zaragoza, donde estudió entre los 8 y los 16 años y donde, por lo tanto, se forjó su "personalidad", y rechaza que su nombramiento directo por parte del líder de Podemos, Pablo Iglesias, rompa el principio de las listas cremallera en un partido en cuyas candidaturas "hay más mujeres en que cualquier otro".

Iglesias ha dicho en varias ocasiones que contará con Rodríguez como ministro de Defensa si llega a La Moncloa, y sobre eso ha dicho que su compromiso es "con un proyecto", de la forma que sea, al tiempo que ha asegurado que es una persona "disciplinada" y que estará donde se le requiera y pueda aportar "algo".

Algunos sectores han criticado esta opción, en tanto en cuanto nunca desde la Transición un militar ha ocupado el puesto de ministro. Rodríguez cree que entonces era necesario "demostrar la supremacía del poder civil sobre el militar", pero ahora esto "ya no hay que ponerlo en duda" porque sería tanto como "poner en duda la democracia".

Elude definirse como monárquico y se autodefine como demócrata, lo que significa que le "gustaría" que el jefe del Estado fuese elegido por los ciudadanos.

Y dice que en Podemos se sienten "tan patriotas o más que los que se lo llaman" a sí mismos, porque los verdaderos patriotas son "los que luchan por su país, por el rescate de la gente y no de los bancos".

Sobre el desafío secesionista catalán, ha asegurado que Podemos no quiere que Cataluña se vaya de España, pero que para ello es necesario acometer una reforma en profundidad de la Constitución, que además de configurar una España "mejor y más fuerte" ofrezca a los catalanes el derecho a decidir. De esta manera, se ha mostrado convencido de que "no va a querer marcharse nadie".

Está convencido de que saldrá elegido diputado y asegura que la lucha ahora está en conseguir el tercero de los siete escaños en liza en Zaragoza.

Y afirma que Podemos está "claramente remontando" según las últimas encuestas, aunque añade que, para poder llevar a cabo su programa, es necesario acabar "por encima del PSOE".

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha