eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

La Justicia china exonera a 4 personas previamente condenadas a muerte

- PUBLICIDAD -
La Justicia china exonera a 4 personas previamente condenadas a muerte

La Justicia china exonera a 4 personas previamente condenadas a muerte

Un tribunal chino exoneró a cuatro personas condenadas a muerte hace 13 años, al poner en duda la legitimidad y autenticidad de las confesiones obtenidas durante el primer juicio, informó la agencia oficial Xinhua.

Se trata del segundo error judicial de este tipo que la Justicia del país asiático reconoce en un mes.

Los acusados (Huang Zhiqiang, Fang Chunping, Cheng Fagen y Cheng Lihe) fueron sentenciados a muerte en julio de 2003 por un tribunal de la ciudad de Jingdezhen (provincia oriental de Jiangxi), tras ser declarados culpables de violar y asesinar a una mujer tres años antes.

El Alto Tribunal de la provincia de Jiangxi dictaminó este jueves, tras una revisión del caso iniciada el pasado 30 de noviembre, que las evidencias presentadas en el proceso de 2003 fueron insuficientes.

Los condenados apelaron la sentencia de hace 13 años en 2004, pero los tribunales la mantuvieron, si bien en 2008 su condena a muerte fue conmutada a cadena perpetua, por lo que los cuatro reos siguen con vida.

El vicepresidente del Alto Tribunal de Jiangxi, Xia Keqin, les pidió disculpas por la condena errónea y les informó de su derecho a solicitar una indemnización al Estado.

Ha sido el segundo caso de declaración de inocencia a condenados a muerte que este mes se produce en los tribunales de China, después de que el 2 de diciembre el Tribunal Popular Supremo exonerara a Nie Shubin, un hombre que fue ejecutado hace 21 años por un delito que no había cometido.

Nie fue condenado en 1995 por la violación y el asesinato de una mujer en las afueras de Shijiazhuang, capital provincial de Hebei (norte), y se le ejecutó un mes después de que se dictara la sentencia, cuando tenía 21 años.

Errores judiciales como éstos han contribuido a extender las dudas sobre la legitimidad de los tribunales de China, el país donde se dictan más condenas a muerte en el mundo, y en el que según organizaciones de derechos humanos se sigue utilizando la tortura para la extracción de confesiones a sospechosos.

En el país asiático, además, la presunción de inocencia apenas existe, y algunos años el número de juicios que finaliza con veredicto de culpabilidad para el acusado alcanza hasta el 99 por ciento del total, según cifras oficiales.

El Ejecutivo del presidente Xi Jinping se comprometió en sus inicios a aumentar la independencia de la Justicia y el "Estado de Derecho", aunque esas promesas contrastan con la persecución sufrida por numerosos abogados de derechos humanos y el aumento de la censura.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha