eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

El Juzgado imputa a una tercera persona en el asesinato de un hombre

- PUBLICIDAD -
El Juzgado imputa a una tercera persona en el asesinato de un hombre

El Juzgado imputa a una tercera persona en el asesinato de un hombre

El Juzgado de Instrucción de Arenas de San Pedro (Ávila) ha abierto una pieza separada para imputar a una tercera persona en el caso del asesinato de un hombre ocurrido en 2011 en Piedralaves (Ávila), por el que hoy ha comenzado el juicio con jurado popular contra los dos supuestos autores.

Hasta cuarenta años de cárcel, veinte para cada uno de los dos acusados, ha pedido la acusación particular, además de indemnizaciones de 150.000 euros para la madre del fallecido y 100.000 para cada uno de los cuatro hermanos y para la compañera de la víctima.

Por su parte, el Ministerio Fiscal ha solicitado dieciocho años de prisión para cada uno de los acusados y una indemnización de 180.000 euros más la cobertura de los gastos del sepelio.

Los hechos ocurrieron en la madrugada del 30 de abril de 2011, cuando Óscar Linares Roma, de 42 años, apareció muerto en el interior de su vehículo, en Piedralaves, con varios disparos realizados por un arma de la que no se ha tenido conocimiento hasta hace "quince días".

Tras el suceso, la Guardia Civil detuvo en enero del año pasado a P.L.G.J. como supuesto inductor del asesinato, que habría encargado a E.C.M., también detenido, por una cuestión relacionada con el tráfico de droga.

Sin embargo, según han anunciado hoy los abogados de la defensa, la semana pasada, el Juzgado de Instrucción de Arenas de San Pedro abrió una pieza separada de este caso, para imputar a una tercera persona, una mujer, B.L., que se encuentra en la prisión de Alcalá de Henares (Madrid).

Esta mujer podría tener relación con el arma con el que supuestamente se cometió el asesinato.

Los dos abogados de la defensa han pedido suspender el juicio para poder conocer los detalles de esta nueva instrucción y poder hablar tanto con la imputada como con otras personas supuestamente relacionadas también con el caso, cuyo interrogatorio se ha efectuado sin la presencia de los abogados de la defensa.

También han pedido la suspensión al saber que el arma, que hasta ahora se había dado por no localizada, estaba en posesión de la Guardia Civil "desde septiembre de 2011", aunque no ha sido hasta hace "quince días" que ha sido relacionada con el suceso de Piedralaves.

Ambas defensas, además, han pedido la absolución de los acusados al centrarse la acusación particular y la Fiscalía "únicamente" en dos pruebas, como son el posicionamiento del teléfono móvil del acusado de ser el ejecutor del crimen y una colilla encontrada en las cercanías del lugar de los hechos que contiene el ADN de esta persona.

En su declaración, E.C.M. ha insistido en que nunca ha estado en Piedralaves, sino que en esa época era toxicómano y visitó varias localidades de Toledo y de Madrid para entrar en parcelas y "robar" cosas para venderlas y poder comprar droga.

Ha negado, asimismo, que P.L.G.J. le suministrara droga y que le encargara el supuesto asesinato, mientras que el acusado de ser el supuesto inductor de los hechos ha rechazado haber proferido amenazas de muerte contra el fallecido y miembros de su familia.

Al contrario, ha dicho, había una orden de alejamiento contra el fallecido por haberle dado tres puñaladas con un machete tras acusar la víctima al supuesto inductor del robo de un caballo.

Además de los acusados, hoy han empezado a declarar los primeros testigos de los casi cuarenta llamados por las partes.

Entre ellos, un hermano de la víctima ha asegurado que tanto Óscar Linares como el supuesto inductor del crimen pasaban droga y que toda la familia siente "miedo" por las amenazas recibidas por P.L.G.J.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha