eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Kiev y los separatistas abren las reuniones de los grupos de trabajo en Minsk

- PUBLICIDAD -
Kiev y los separatistas abren las reuniones de los grupos de trabajo en Minsk

Kiev y los separatistas abren las reuniones de los grupos de trabajo en Minsk

Ucrania y los separatistas prorrusos abrieron hoy las reuniones de los grupos de trabajo de Minsk creados para abordar los problemas políticos, económicos, humanitarios y de seguridad creados por el conflicto en el este del país.

El primer grupo en iniciar sus labores fue el económico, en el que se trataron asuntos como el restablecimiento de los servicios bancarios en la zona de conflicto, que fueron suspendidos por el Ejecutivo central de Kiev, según informó la Organización para la Seguridad y Cooperación en Europa (OSCE).

Otro de los asuntos que abordaron ambos bandos fue la reconstrucción de las infraestructuras, especialmente puentes, destruidas durante los combates en las regiones orientales de Donetsk y Lugansk.

También se debatió la forma de financiar estos proyectos y la reanudación de las actividades de las empresas que se vieron obligados a cerrar sus puertas.

Los separatistas, que acusan a Kiev de imponer un bloqueo económico a los territorios bajo control rebelde, exigen a las autoridades ucranianas la reanudación de los pagos de las pensiones.

El grupo de trabajo político, que se reunirá la próxima semana en la capital bielorrusa, abordará el espinoso asunto de las elecciones contempladas por los acuerdos de paz de Minsk, pero que Kiev considera que deben celebrarse según la legislación ucraniana y en presencia de observadores internacionales.

Precisamente, la aplicación de los acuerdos se estancó después de que Ucrania aprobara una ley de autonomía para las zonas separatistas, pero pusiera como condición la celebración de comicios para elegir nuevos interlocutores, lo que es rechazado tanto por los rebeldes como por Moscú.

Por su parte, el grupo de seguridad abordará la retirada de la zona de separación de fuerzas de los tanques y el armamento de menos de 100 milímetros de calibre, incluido morteros de menos de 85 milímetros.

La canciller alemana, Angela Merkel, reconoció ayer, al reunirse con el presidente ucraniano, Petró Poroshenko, que la aplicación de los acuerdos de paz se ha estancado.

Las cancillerías occidentales no se han limitado últimamente a acusar a los rebeldes de las violaciones del alto el fuego que rige en la zona desde el 15 de febrero, sino que también han responsabilizado a las fuerzas de Kiev.

En las últimas semanas, se han recrudecido las escaramuzas en los alrededores de Donetsk, principal bastión rebelde, cerca del puerto de Mariúpol (mar de Azov) y en la zona de Górlovka, localidad bajo control prorruso.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha