eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Klober visita Tobruk en un intento de recuperar la confianza libia en la ONU

- PUBLICIDAD -
Klober visita Tobruk en un intento de recuperar la confianza libia en la ONU

Klober visita Tobruk en un intento de recuperar la confianza libia en la ONU

El nuevo enviado especial de la ONU para Libia, Martin Klober, viajó hoy a Tobruk para tratar de reconducir las negociaciones de paz y reconstruir la confianza en la mediación internacional tras el cese de su predecesor, Bernardino León.

Klober, que adelantó un día su visita, se reunió con el ministro de Asuntos Exteriores del gobierno en Tobruk, Mohamad Dairi, y con el vicepresidente del Parlamento, Hamid Homa, con quienes habló de la posibilidad de seguir adelante con el plan que prevé la formación de un gobierno transitorio de unidad nacional.

Ambos le explicaron que el Parlamento está dispuesto a seguir adelante en la búsqueda de una solución dialogada, pero que la propuesta presentada por su predecesor, Bernardino León, debe ser "ampliamente revisada".

El español fue duramente criticado por el gobierno de Trípoli durante sus últimos meses de gestión, especialmente después de que este descubriera que había decidido negociar a sus espaldas con algunos líderes políticos y señores de la guerra del oeste del país, afines al CNG.

Esa decisión llevó a Trípoli a desmarcarse en julio del plan de paz presentado por León, que incluía la formación de un gobierno de unidad transitorio, secundado por una especie de Consejo de Estado, que debía convocar nuevas elecciones.

Desde entonces, el CNG desconfío del español, al que acusó de no ser un mediador honesto y de trabajar siempre en favor del entonces gobierno internacionalmente reconocido de Tobruk.

Las acusaciones terminaron de cobrar forma cuando León, poco después de ser relevado, anunció que había sido designado jefe de la escuela diplomática de Emiratos Árabes Unidos (EAU), uno de los países que apoya a Tobruk.

El viernes, Aisha Tabgay, diputada en Tobruk, ya quiso dejar claro que esta cámara no aceptará continuar con el diálogo mientras prosiga el conflicto armado en la ciudad de Bengasi.

"El parlamento no aceptará la continuidad del diálogo mientras (Trípoli) no ponga fin al envío de máquinas en apoyo a las bandas terroristas en Bengasi", señaló.

Bengasi, segunda ciudad en importancia de Libia, es víctima desde hace más de un año y medio de un conflicto armado entre las fuerzas afines a Tobruk, que la asedian, y las milicias islamistas leales a Trípoli, que la defienden.

El enfrentamiento arrancó en mayo de 2014 cuando unidas al mando del general Jalifa Hafter, un antiguo miembro de la cúpula gadafista convertido en jefe de las Fuerzas Armadas afines a Tobruk, emprendió una ofensiva con el objetivo de conquistarla y desequilibrar así el diálogo en favor de Tobruk.

Desde entonces el frente apenas se ha movido, el desplazamiento interno de población civil se ha multiplicado y el espacio vacío ha sido aprovechado por grupos yihadistas para penetrar y hacerse con el control de algunos barrios.

Es precisamente este aumento del poder y la influencia de los movimientos vinculados a la rama libia del grupo yihadista Estado Islámico (EI) una de las mayores preocupaciones de la ONU, que un informe presentado la semana pasada advirtió que su presencia cada vez es más intensa en todo el país, que carece de gobierno legítimo.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha