eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Kobler sustituirá mañana a Bernardino León como enviado de la ONU en Libia

- PUBLICIDAD -
Kobler sustituirá mañana a Bernardino León como enviado de la ONU en Libia

Kobler sustituirá mañana a Bernardino León como enviado de la ONU en Libia

El diplomático alemán Martin Kobler sustituirá a partir de mañana al español Bernardino León como representante especial de la ONU en Libia, según informó hoy la organización.

El reemplazo, anunciado oficialmente el pasado 4 de noviembre, se hará finalmente efectivo el día 17 tras un periodo en el que León ha seguido su trabajo para tratar de impulsar la formación de un Gobierno de unidad nacional en el país.

Según la ONU, Kobler está "comprometido a asegurar la continuidad de la mediación de las Naciones Unidas en el proceso de diálogo libio, construyendo sobre lo logrado hasta ahora por las partes", dijo en un comunicado la oficina del portavoz del secretario general, Ban Ki-moon.

Ban, además, agradeció el "dedicado y distinguido servicio" prestado por León, cuya salida de Libia se produce en medio de una fuerte polémica.

Su sustitución se hizo oficial al mismo tiempo que se conocía que había aceptado un nuevo puesto como director de la Academia Diplomática de los Emiratos Árabes Unidos, un país que respalda a una de las partes del conflicto libio.

Según correos electrónicos publicados por el diario británico The Guardian, León llevaba negociando al menos desde junio pasado las condiciones de ese nuevo puesto, lo que le ha valido acusaciones de conflicto de intereses.

Tras la publicación la semana pasada de nuevas informaciones que apuntan a que los Emiratos Árabes Unidos entregaron armas a sus aliados libios en violación de resoluciones de la propia ONU, el diplomático español dijo haber puesto en suspenso su decisión de trabajar en el país.

Hoy, la ONU anunció además la incorporación del teniente general italiano Paolo Serra a su misión en Libia, donde actuará como asesor de Kobler para asuntos de seguridad relacionados con el proceso de diálogo.

Libia es un estado fallido, víctima de la guerra civil y el caos, desde que en 2011 la comunidad internacional apoyara militarmente el alzamiento rebelde contra la dictadura de Muamar al Gadafi.

Desde las últimas elecciones, el poder está dividido entre dos gobiernos, uno en Trípoli y otro en Tobruk, que luchan por el control del país apoyados por distintos grupos islamistas, señores de la guerra, líderes tribales y contrabandistas de petróleo, armas, personas y drogas.

La ONU sigue confiando en que las autoridades rivales pacten un Ejecutivo de unidad sobre la base de las negociaciones dirigidas por León durante los últimos meses, a pesar de que ninguno ha aceptado por ahora su última propuesta.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha