eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Kobler insiste en la "urgencia" de llegar a un acuerdo político en Libia

- PUBLICIDAD -
Kobler insiste en la "urgencia" de llegar a un acuerdo político en Libia

Kobler insiste en la "urgencia" de llegar a un acuerdo político en Libia

El nuevo enviado de las Naciones Unidas para Libia, Martin Kobler, advirtió hoy de la necesidad de progresar de forma "rápida" en el proceso de paz en Libia y se comprometió a hallar una solución "en días".

En una rueda de prensa ofrecida en la sede del Congreso Nacional General (Parlamento de Trípoli), el experto alemán aseguró que su meta es seguir adelante con el plan que presentó su predecesor, el español Bernardino León, que prevé la creación de un gobierno de unidad nacional transitorio que ataje la crisis económica y convoque elecciones.

"Los objetivos siguen siendo los mismos: ratificar el acuerdo político por todas las partes y formar un gobierno de unidad nacional", afirmó.

Kobler, que se reunió con el presidente del CNG, Nuri Abu Sahmein, remarcó la necesidad de incorporar a las tres instituciones que calificó de legítimas en ese acuerdo político: el Consejo de Diputados (Parlamento de Tobruk), así como el futuro Consejo de Estado y el Gobierno de unidad.

El diplomático alemán hizo hincapié, además, "en la urgencia" de ese acuerdo y advirtió de que "es importante seguir adelante debido a la situación económica y de seguridad del país". La solución estará "en los próximos días, no en semanas", resaltó.

"Cuando haya instituciones legítimas, habrá apoyo de la comunidad internacional", subrayó Kobler, antes de señalar que la ONU no puede alinearse con una parte.

"Pero no somos neutrales, hay valores de las Naciones Unidas y la unidad del país y la soberanía", avisó.

"El pacto sigue en pie. Es un acuerdo libio-libio y eso requiere instituciones fuertes y un Gobierno fuerte para resolver los problemas en el territorio", concluyó.

Klober llegó hoy a Trípoli procedente de Tobruk, donde el sábado se reunió con el ministro de Asuntos Exteriores del gobierno rival, Mohamad Dairi, y con el vicepresidente del Parlamento, Hamid Homa, en su primera visita al terreno desde que asumiera el cargo a finales de octubre.

Allí también habló de la necesidad de recuperar el plan de paz presentado por su predecesor y la confianza de los libios en la ONU, que en los últimos meses había quedado muy dañada.

Libia es un Estado víctima de la guerra civil y el caos, donde el poder está dividido, desde las últimas elecciones, entre dos gobiernos, uno en Trípoli y otro en Tobruk, que luchan por el control del país apoyados por grupos islamistas, señores de la guerra, líderes tribales y contrabandistas de petróleo, armas, personas y drogas.

Del conflicto se aprovechan grupos afines a la rama libia del yihadista Estado Islámico (EI) y a la organización de Al Qaeda en el Magreb Islámico, que han comenzado a avanzar por la costa mediterránea y extendido su influencia en el norte de África.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha