eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Lambán: si el debate sobre la reforma divide a los españoles, mejor no abrirlo

- PUBLICIDAD -

El presidente del Gobierno de Aragón, Javier Lambán, ha dicho hoy aunque la Constitución Española está "plenamente vigente", "quizá" sea necesario "revisar algunos aspectos", aunque ha asegurado al tiempo que si el debate sobre la reforma "va a dividir a los españoles, es preferible no acometerlo".

Lambán participa hoy en Ejea de los Caballeros (Zaragoza) -su localidad natal y de la que fue alcalde- en el acto que el Ayuntamiento ha organizado para homenajear a la Constitución Española y al que fuera alcalde en la Segunda República, Juan Sancho.

El presidente aragonés ha insistido en que "en lo sustancial", la Constitución está "plenamente vigente" en cuanto al espíritu que le dio lugar y "la mayor parte de la letra", aunque ha reconocido que han pasado 38 años y es posible que haya que "repensar y revisar algunos aspectos.

Por ejemplo, la formulación de algunos derechos, como el universal a la salud, o blindar los derechos económicos y civiles "para ponerlos a salvo de futuras crisis económicas".

También repensar la estructura política territorial para buscar un "buen encaje" de todas las comunidades autónomas y "corregir el desajuste que se advierte hoy" en las relaciones entre Cataluña y España.

Lambán estima que esto habría que hacerlo "ya" en el Congreso de los Diputados, pero ha recalcado que una reforma solo podrá culminar si los partidos son capaces de llegar a acuerdos similares a los que posibilitaron la Constitución de 1978, que apoyaron 325 de los 350 diputados y que luego contó con el respaldo del 88 por ciento de los españoles que la votaron en referéndum.

"Hay que abrir sin ningún tipo de prevenciones ni temores el debate sobre la reforma", ha considerado, pero ha agregado que este debate no puede ser "constituyente", sino sobre la reforma de "aspectos parciales", siempre que se consigan consensos a favor "iguales o superiores" a los de 1978.

Lambán ha recordado que con la Constitución de 1978 se asentó formalmente la democracia tras cuarenta años de dictadura, y que por eso el 6 de diciembre "debería ser la fiesta principal del calendario español".

La Carta Magna, ha agregado, posibilitó que se configurara un espacio político de ciudadanía, de derechos civiles, económicos y sociales iguales para todos, y también que el país emprendiera un camino de desarrollo "sin parangón a lo largo de la historia".

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha