eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Legalizar el cannabis en Italia: zarpazo a un millonario negocio mafioso

- PUBLICIDAD -
Legalizar el cannabis en Italia: zarpazo a un millonario negocio mafioso

Legalizar el cannabis en Italia: zarpazo a un millonario negocio mafioso

Italia estudiará un proyecto de ley dirigido a legalizar la posesión y el consumo de cannabis y a gestionar las "imponentes dimensiones sociales y económicas" de un negocio de miles de millones de euros del que se nutre especialmente la mafia.

Está previsto que el próximo 25 de julio la Cámara de los Diputados comience a estudiar este proyecto legislativo, secundado por la mayoría de los partidos políticos que componen la sede, tanto de derechas como de izquierdas.

Se trata de legalizar el consumo y la posesión del cannabis modificando la legislación vigente, con el fin de garantizar la calidad de este tipo de productos y desbaratar toda una economía sumergida controlada especialmente por el crimen organizado.

Los legisladores que secundan este documento aducen que, en base a la experiencia de los últimos decenios, "la actividad de represión" no ha contribuido a mejorar la situación ni en los países productores ni en los consumidores.

En concreto, señalan que en los primeros "no se ha contenido la influencia económica y política de las organizaciones criminales que controlan la producción", mientras que en los segundos "no se ha frenado la difusión de las drogas prohibidas".

La Dirección Nacional Antimafia (DNA), en su informe anual del 2014, certificaba "el total fracaso de la acción represiva" en la difusión de las sustancias blandas en un país en el que el 63,4 % de los adolescentes consumen alcohol, tabaco o cannabis, según "Save the Children".

De acuerdo a un sondeo de la agencia IPSOS, el 83 % de los italianos consideran que las leyes contra la difusión de las drogas blandas son poco o nada eficaces y el 73 % creen que el país podría legalizar el cannabis.

Ante este escenario, proponen legislar el cultivo, posesión y consumo de marihuana de un modo análogo al tabaco.

El nuevo proyecto de ley permite que los mayores de edad puedan poseer una "módica cantidad de cannabis para uso recreativo", equivalente a 15 gramos en casa y 5 gramos en el espacio público, donde sin embargo queda tajantemente prohibido fumar.

La marihuana podría ser cultivada en los domicilios, con un máximo de cinco plantas hembras, y la cosecha no podría ser vendida.

También prevé el cultivo colectivo en asociaciones sin ánimo de lucro conformadas por hasta cincuenta personas mayores de edad.

La venta del cannabis y de sus derivados sería monopolizada por el Estado que, a su vez, permitirá su distribución mediante establecimientos privados y previamente autorizados.

Prohibiría la importación y la exportación y permitiría el cultivo con fines terapéuticos, simplificando la modalidad de entrega, prescripción y reparto de los fármacos a base de cannabis.

En el proyecto de ley se subraya que en Italia, el mercado ilegal de estupefacientes supone "un fenómeno de imponentes dimensiones sociales y económicas" que podría valer unos 20.000 millones de euros, explicó a Efe Carla Rossi, del Observatorio Europeo sobre las Drogas.

No obstante, algunas instituciones apuntan incluso más alto.

La DNA calcula que en Italia se venden aproximadamente entre una y media y tres toneladas anuales de cannabis, satisfaciendo así "la demanda de un mercado de dimensiones gigantescas".

Por otro lado, el precio estimado de la marihuana es de 10,1 euros por gramo por lo que se calcula que su mercado, "en la hipótesis más pesimista", superaría actualmente los 30.000 millones de euros.

Por esta razón consideran que la legalización del cannabis generaría impuestos "absolutamente consistentes", además de que permitiría ahorrar en costos legales vinculados a la represión penal del fenómeno y absorbería "gran parte" de este mercado negro.

Rossi aseguró a esta agencia que es "fundamental legalizar el cannabis en Italia pero también en el mundo entero", sobre todo para "contrarrestar las ganancias derivadas del mismo de las manos criminales".

También serviría para efectuar controles sobre que eviten los efectos del tetrahidrocannabinol (THC), el principal activo psicoactivo del cannabis, y para sacar a la luz este negocio e impedir el reclutamiento de jóvenes para el trapicheo.

El dinero recabado en impuestos podría destinarse a intervenciones de naturaleza preventiva y de rehabilitación mientras que "la mayor parte" iría destinada a otros capítulos de los presupuestos públicos del país.

El escritor Roberto Saviano, conocido por sus investigaciones sobre la mafia, ha dicho que en esta iniciativa legislativa es "fundamental" la acción de las administraciones locales, que deberían impulsar campañas "valientes" de sensibilización.

Sobre todo en grandes urbes como Roma o Nápoles, cuyas periferias actualmente son, en su opinión, "prisioneras de las organizaciones criminales".

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha