eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Letonia se suma con polémica a convención europea contra violencia machista

- PUBLICIDAD -
Letonia se suma con polémica a convención europea contra violencia machista

Letonia se suma con polémica a convención europea contra violencia machista

El Gobierno letón aprobó hoy firmar la Convención de Estambul contra la violencia machista del Consejo de Europa, el último país de la Unión Europea (UE) en hacerlo, a pesar del rechazo del ministro de Justicia, Dzintars Rasnacs, que la considera de "neomarxista" y "feminista radical".

La decisión fue adoptada en una reunión del gabinete presidida por el primer ministro letón, Maris Kucinskis, que pasó por encima de las objeciones del titular de Justicia, miembro de la conservadora y nacionalista Alianza Nacional.

Este partido es una de las tres formaciones integradas en el Gobierno letón de centro-derecha, junto a la Unión de Verdes y Agricultores del primer ministro y Unidad.

Frente a la oposición de Rasnacs, los ministerios de Asuntos Sociales y de Exteriores, responsables también de evaluar la Convención para la reunión del Consejo, defendieron la ratificación del documento, abierto a la firma de los miembros del Consejo de Europa desde 2011.

El titular de Justicia reiteró hoy sus críticas a un texto basado, a su juicio, en una agenda feminista radical y que contradice la Constitución y "los valores tradicionales conservadores" del país.

Su rechazo a la Convención parte de un controvertido estudio jurídico encargado por su departamento a dos abogados letones, que consideraron que la Convención de Estambul encarna una visión "neomarxista" de la "lucha de clases" de las mujeres oprimidas contra los hombres.

Rasnacs recibió el apoyo de representantes de varias organizaciones no gubernamentales, que pudieron tomar hoy la palabra durante la reunión del Consejo de Ministros.

Según explicó Elina Karkle, de la "Asociación Familia", el texto del Consejo de Europa promueve el "feminismo radical" y planteamientos de una "ideología de género" que considera el género una mera construcción social, frente a la definición tradicional y biológica de los sexos.

A pesar de su rechazo a un texto que calificó de "defectuoso", Karkle subrayó la necesidad de que el Estado haga todo lo que esté en su mano para proteger a las mujeres de la violencia.

Por su parte, Iluta Lace, responsable de los centros de asistencia a mujeres Marta, recordó que su organización atiende cada día a víctimas de la violencia machista y abogó por la firma de la Convención de Estambul.

A su juicio, el rechazo del ministro de Justicia a un acuerdo internacional a partir de un análisis jurídico encargado a abogados que él mismo admitió que había elegido por su ideología "es algo escandaloso y sin precedentes", por lo que instó al primer ministro a reflexionar sobre la idoneidad de Rasnacs para el puesto.

El Defensor de Pueblo letón, Juris Jansons, advirtió de la señal negativa que mandaría el país si se negaba a ratificar el texto después de haberse comprometido a hacerlo en foros públicos internacionales.

La "Asociación Familia" avanzó que, a pesar de la decisión del Gobierno de firmar la Convención de Estambul, hará campaña junto a otras ONG para evitar que el texto sea ratificado por el Parlamento nacional, la Saeima.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha