eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Liberales, socialistas y verdes pactan un Gobierno en Luxemburgo

- PUBLICIDAD -
Liberales, socialistas y verdes pactan un Gobierno en Luxemburgo

Liberales, socialistas y verdes pactan un Gobierno en Luxemburgo

Liberales, socialistas y verdes firmaron hoy en Luxemburgo el acuerdo con el que gobernarán el Gran Ducado los próximos cinco años y que confirma una coalición inédita que desalojará del poder a los democristianos por primera vez desde los años 70.

El líder liberal y futuro primer ministro, Xavier Bettel, fue el encargado de presentar las líneas maestras del pacto negociado durante más de un mes y que está recogido en un acuerdo de 193 páginas.

Bettel sustituirá como jefe del Ejecutivo al democristiano Jean-Claude Juncker, el dirigente más veterano de Europa, con casi dos décadas en el cargo, después de que éste se viese obligado a convocar elecciones anticipadas tras perder el apoyo de sus socios de Gobierno por un escándalo en los servicios secretos del país.

El que hasta enero fuera también presidente del Eurogrupo logró una clara victoria en los comicios del 20 de noviembre, pero no obtuvo la mayoría absoluta, y su partido pasará a la oposición tras liderar el país casi de forma ininterrumpida desde la Segunda Guerra Mundial.

Frente a la veteranía de Juncker, Bettel supone un soplo de aire fresco en la política luxemburguesa.

De sólo 40 años y abiertamente homosexual, el dirigente liberal ha logrado un ascenso fulgurante desde su puesto de alcalde de la capital.

Tras duras negociaciones, Bettel ha logrado garantizarse el apoyo de los socialistas del LSAP y de Los Verdes, con los que conformará una ajustada mayoría de 32 escaños sobre los 60 del Parlamento.

Liberales y socialistas, que obtuvieron 13 diputados cada uno en las elecciones, mantendrán el equilibrio dentro del Gobierno y se repartirán seis ministerios, mientras que los ecologistas recibirán tres carteras.

Además del cargo de primer ministro, los liberales tendrán la responsabilidad en Finanzas, mientras que los socialistas se ocuparán de Economía y de Asuntos Exteriores, entre otros.

A falta de confirmación, el líder socialista Étienne Schneider será viceprimer ministro y responsable económico, mientras que Jean Asselborn será el jefe de la diplomacia, puestos que ya venían desempeñando durante el Gobierno dirigido por Juncker.

Los nombres de los ministros, en todo caso, no se han confirmado por ahora, a la espera de que los militantes de cada partido aprueben el acuerdo la semana que viene, cuando también se espera que los miembros del Ejecutivo juren sus cargos.

Sí está confirmado que el actual director general de la Cámara de Comercio luxemburguesa, Pierre Gramegna, será propuesto como titular de Finanzas, según dijo hoy Bettel.

El futuro primer ministro pronunciará su discurso de investidura ante el Parlamento el día 10, cuando se hará público el programa del Gobierno en su integridad.

Por lo avanzado hoy, el tripartito tendrá en los asuntos económicos su principal prioridad, con el objetivo de controlar el déficit público y de pilotar el proceso de abandono del secreto bancario, al que Gran Ducado se ha comprometido con sus socios europeos.

Entre las medidas concretas planteadas hoy por Bettel figura un aumento del IVA, que se mantendrá de todas formas como "el más bajo de Europa", aseguró el futuro primer ministro.

La nueva coalición también ha señalado como una de las claves de su programa la educación, ámbito en el que quiere mejorar la calidad, reformar la formación profesional y dotar de más autonomía a las escuelas.

En el plano social, el futuro Gobierno revisará las ayudas familiares e impulsará la paridad en los puestos de responsabilidad.

Según el diario "L'Essentiel", entre los planes figura extender el derecho de voto a la importante comunidad extranjera del país, avanzar en la separación entre Iglesia y Estado y reformar la ley de familia, modificando las normas de matrimonio y de adopción.

Además, se prevé una reforma en profundidad de los servicios secretos del país, cuyos desmanes provocaron la caída de Juncker, tras un informe que reveló prácticas ilegales durante años.

El futuro del hasta ahora primer ministro, mientras tanto, continúa siendo fruto de continuas especulaciones.

Aunque Juncker ha reiterado que ocupará su escaño en los bancos de la oposición, diversos medios europeos insisten en la posibilidad de que termine liderando la lista del Partido Popular Europeo (PPE) en las próximas elecciones europeas o que pueda suceder al belga Herman Van Rompuy como presidente del Consejo Europeo.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha