eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Lissavetzky sostiene que Botella mintió al decir que desconocía los despidos

- PUBLICIDAD -
Lissavetzky sostiene que Botella mintió al decir que desconocía los despidos

Lissavetzky sostiene que Botella mintió al decir que desconocía los despidos

El portavoz municipal socialista de Madrid, Jaime Lissavetzky, ha dicho hoy que la alcaldesa, Ana Botella, "mintió" cuando dijo que desconocía que las concesionarias de la limpieza preveían despidos y, al parecer, éstos figuraban en los pliegos de los contratos que firmaron con el Ayuntamiento.

Lissavetzky ha hecho hoy estas declaraciones en una rueda de prensa en la que ha asegurado que, según la patronal y las empresas concesionarias, Botella "sabía" que el desarrollo de los contratos para la limpieza supondría el despido de trabajadores.

Por este motivo, y para corroborar este extremo, el portavoz socialista ha solicitado al Ayuntamiento que entregue copias de los pliegos de condiciones de dichos contratos, en los cuales debería figurar "el número de puestos de trabajo en plantilla por categoría y por turnos".

Cuando han transcurrido tres semanas desde que el PSOE pidió al Ayuntamiento los contratos, y sin recibir contestación, el Grupo ha registrado hoy una nueva petición, y Lissavetzky ha anunciado que si dentro de cinco días no hay respuesta acudirá al Ayuntamiento con un notario en busca de la información.

El párrafo con el número de trabajadores "desapareció" de los contratos, ha dicho el portavoz y ha añadido que los responsables de las concesionarias sostienen que el Ayuntamiento "sabía que se iban a despedir trabajadores".

En ese caso, ha afirmado Lissaveztky, la alcaldesa y el delegado de Medio Ambiente y Movilidad, Diego Sanjuanbenito, deberían dimitir "de inmediato" por la manera en que están gestionando la huelga, que hoy cumple hoy su décima jornada y ha generado "una grave situación de vergüenza nacional e internacional".

El portavoz socialista ha añadido que el problema ya tiene alcance "político, ciudadano y ambiental", y ha reiterado que Botella y su equipo no tienen capacidad para gestionar el ayuntamiento de la capital de España.

Acerca de la posibilidad, anunciada por Botella, de encargar este viernes los servicios mínimos de la limpieza a la empresa pública Tragsa, Lissaveztky ha dicho que esa intervención podría supone una vulneración de la huelga si no hay declarada una situación de emergencia, "que Botella ha negado que exista".

Por otra parte, ha destacado Lissavetzky, los trabajadores de Tragsa han dicho que no desean ser esquiroles.

El portavoz socialista también he estimado la posibilidad de que el Ayuntamiento anule los contratos, si las empresas los hubieran incumplido, y acudiese al Fondo de Contingencia para destinar algún dinero a preparar unos contratos adecuados, que fijen el número de trabajadores y se ajusten a la realidad de Madrid.

Con la huelga indefinida en la limpieza viaria, los trabajadores han respondido a la decisión de las empresas concesionarias Ascan (OHL), Servicios Ciudadanos (FCC) y Valoriza (Sacyr Vallehermoso) de presentar sendos ERE para despedir a más de un millar de empleados.

Jaime Lissavetzky ha insistido en la "gravedad" de la situación generada por la huelga y ha afirmado: la alcaldesa Botella "va a despeñarse y no quiero que nos despeñe a todos los madrileños".

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha