eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

El círculo íntimo de Liu Xiaobo logra honrarle en una ceremonia en Pekín

- PUBLICIDAD -
El círculo íntimo de Liu Xiaobo logra honrarle en una ceremonia en Pekín

El círculo íntimo de Liu Xiaobo logra honrarle en una ceremonia en Pekín

Algunos amigos más cercanos al nobel de la Paz chino, Liu Xiaobo, fallecido hace una semana, lograron honrarle en una ceremonia en Pekín, a pesar de la represión del régimen, que ha sometido a arrestos domiciliarios o ha obligado a viajes forzosos a activistas y otros ciudadanos que intentaron recordarle.

Una veintena de personas, entre ellos destacados abogados de derechos humanos o escritores cercanos al nobel, se reunieron para celebrar un acto de conmemoración este miércoles, cuando se cumplía el séptimo día del fallecimiento de Liu, una marcada fecha en la tradición china, según pudo saber Efe.

Reunidos en un hotel, el círculo íntimo del destacado intelectual rindió tributo a su amigo, símbolo de la lucha por la democracia en el país, además de recordar a su viuda, la poetisa y fotógrafa Liu Xia, con quien ninguno de sus allegados puede contactar desde hace semanas.

Al parecer, la Policía vigiló de cerca el acto de conmemoración e impidió que otros amigos que querían asistir lo hicieran, pero permitió que se llevara a cabo.

Los compañeros de Liu Xiaobo recordaron el legado de su amigo, "compañero de batallas y maestro", durante dos horas y encendieron velas en su honor frente a varias imágenes del nobel, según fotografías a las que tuvo acceso Efe.

"Todas las personas que aparecen son amigos de Liu Xiaobo o Liu Xia. Es muy difícil que se reúnan (...) Es un milagro", destacó el activista y amigo de la familia Hu Jia en un mensaje enviado a Efe y a otros medios.

Hu es una de las personas a las que las autoridades han mantenido bajo arresto domiciliario, en su caso desde que Liu Xiaobo fuera excarcelado entre finales de mayo y principios de junio para trasladarle a un hospital por un cáncer de hígado.

Liu Xiaobo falleció a los 61 años mientras cumplía condena en el centro hospitalario, por un cáncer de hígado que se le había diagnosticado tras casi 9 años en prisión y cuando ya estaba en fase terminal.

Las autoridades no permitieron que el nobel pudiera buscar ayuda médica en el extranjero como deseaba y han mantenido un férreo control del caso hasta el día de hoy, pues los amigos de la familia advierten que su mujer, Liu Xia, sigue bajo vigilancia.

Tras el fallecimiento del destacado intelectual, todas las miradas están puestas en ella, sobre todo, después de que se le pudiera ver, en fotografías y vídeos difundidos por el régimen, en un estado débil y visiblemente compungida durante el funeral de su marido el pasado fin de semana.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha