eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Lourenço asume presidencia de Angola tras 38 años de gobierno de Dos Santos

- PUBLICIDAD -
Lourenço asume presidencia de Angola tras 38 años de gobierno de Dos Santos

Lourenço asume presidencia de Angola tras 38 años de gobierno de Dos Santos

Joao Lourenço se convirtió hoy en el tercer presidente de Angola al suceder al histórico Jose Eduardo dos Santos, quien, tras casi cuatro décadas en el poder, renunció a la reelección y abrió la puerta de una nueva etapa en su país.

La ceremonia de investidura, celebrada en Luanda ante cerca de 30.000 personas y en la que Dos Santos impuso el collar presidencial a su sucesor, escenificó el nuevo rumbo que pretende tomar Angola para dejar atrás su actual crisis.

Lastrada por una guerra civil de 27 años (1975-2002), Angola es el segundo mayor productor de crudo de África con una media diaria de 1,8 millones de barriles, que representan casi el 70% de los ingresos del Estado y el 95% de sus exportaciones.

La caída de los precios del petróleo de 2013 mermó los ingresos estatales en un 60%, lo que acabó repercutiendo en la ya degradada situación de los servicios básicos de una población que vive, en su mayoría, con menos de un dólar al día y que ocupa el puesto 150 de 188 en el Índice de Desarrollo Humano.

Como ya avanzó en ocasiones anteriores y remarcó hoy en su investidura, Lourenço cree que la recuperación económica pasa por la diversificación y la apertura al capital privado, aunque sin grandes virajes, al menos de momento.

"Hay que mantener lo que está bien, reformar y transformar en la continuidad", remarcó el mandatario, quien cree que la "inserción" de Angola en el mundo requiere de la cooperación multilateral.

En este sentido, aseguró que dará una "especial importancia" a las relaciones con Estados Unidos, China, Rusia, Brasil, la India, Japón, Alemania, Francia y España, entre otros socios "no menos importantes" que respetan la soberanía angoleña.

Entre los citados no figura Portugal, antigua metrópoli y el mayor de sus apoyos comerciales. Las relaciones entre ambos Estados se han visto afectadas desde que la Fiscalía lusa acusara el pasado febrero al vicepresidente angoleño, Manuel Vicente, de los delitos de corrupción, blanqueo y falsificación documental.

Según considera el nuevo presidente, la exportación de bienes debe ser "tan importante como la captación de inversión extrajera" y el aumento de la producción interna para su venta en los mercados regionales, donde su presencia es discreta.

El primer paso para este nuevo camino aperturista, reconoció, es la descentralización del Estado y su plena democratización.

"Queremos aumentar la eficacia y el rigor de la Administración Pública. Su estructura será reducida y su reforma se basará en el valor del capital humano", avanzó Lourenço, que apuesta además por dar mayor competencias a las autoridades locales.

La crisis que afronta Angola ha incidido en la educación, a la que destina el 3,4% de su PIB, y, especialmente, en la salud, en la que invierte un 2,1%.

Según datos de Unicef, las tasas de mortalidad infantil y materna se encuentran entre las más elevadas del mundo, y cerca de un millón de niños continúa fuera del sistema educativo, con una cobertura de la educación primaria que no supera el 10%.

"Tenemos que dar prioridad al sector social, es el que verdaderamente moverá al país", reconoció el presidente angoleño, que prometió "garantizar el funcionamiento de los hospitales públicos" y reactivar los programas de educación para la salud, entre otras medidas.

Asimismo, aseguró que aportará los medios necesarios para mejorar la educación y procurar que los angoleños "puedan competir con los demás".

"La educación debe de ser un derecho para todos los angoleños, desde preescolar hasta la carrera universitaria. El Ejecutivo trabajará todo lo posible para disminuir la tasa de analfabetismo", afirmó.

El nuevo jefe de Estado no olvidó la corrupción, uno de las "más serias amenazas" para la sociedad que requiere "todos los esfuerzos" del Gobierno angoleño.

João Lourenço fue el candidato del partido de Dos Santos, el Movimiento Popular para la Liberación de Angola (MPLA) en las elecciones del pasado 23 de agosto, que ganó con el 64,57 % de los votos.

El MPLA, que gobierna en Angola desde su independencia de Portugal en 1975, conserva con estos resultados la mayoría absoluta del Parlamento.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha