eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Lozano justifica sus palabras sobre Andalucía como "dictadura perfecta" que estaba en una campaña electoral

El PSOE propone regular las puertas giratorias para distinguir entre "buenas y malas"

- PUBLICIDAD -
Lozano justifica sus palabras sobre Andalucía como "dictadura perfecta" que estaba en una campaña electoral

La candidata del PSOE al Congreso Irene Lozano, --exmiembro de UPyD que se presenta como independiente--, ha afirmado este viernes que cuando se refirió a Andalucía como "dictadura perfecta" fue en el marco de una "campaña electoral" y el PSOE llevaba "décadas gobernando en Andalucía".

En una entrevista en RNE recogida por Europa Press, Lozano ha reconocido que áun no conoce a la presidenta andaluza, Susana Díaz, pero ha asegurado que ésta es una de las muchas personas del PSOE con las que le gustaría "charlar tranquilamente".

En todo caso, ha evitado responder a la pregunta de si actualmente ve casos de corrupción en Andalucía que impliquen al Gobierno, alegando que no es "fiscal", y ha destacado que la dirección del PSOE es tan beligerante contra la corrupción como ella, y que los militantes del PSOE también lo son.

Además, ha pedido que no se traslade una imagen de que en su etapa en UPyD se dedicó sólo a atacar al PSOE andaluz, porque "esa es una parte de la verdad, pero no toda" y también ha dicho "cosas mucho peores sobre el PP" y en ocasiones ha votado con el PSOE. "Los propios socialistas ha hecho autocrítica", ha asegurado.

Lozano, que ha recibido el encargo de hacer propuestas en materia de regeneración democrática, ha dejado claro que el líder del PSOE, Pedro Sánchez, no le ha ofrecido ninguna cartera ministerial en caso de que los socialistas lleguen a la Moncloa.

En cuanto a sus propuestas concretas de cara al 20D, ha subrayado que el PSOE "quiere definir las puertas giratorias buenas y malas" porque no se puede "criticar que la gente lleve 30 años en política y al mismo tiempo "poner barreras" para que puedan volver a la actividad privada.

Según ha dicho, así le pasó a la que fuera ministra socialista Cristina Garmendia, que tenía "una empresa puntera" y "tuvo muchas dificultades para volver" tras su paso por el Gobierno.

Así, ha apostado por hacer una distinción entre la trayectoria profesional de una persona y el que uno no pueda incorporarse a sectores sobre los que ha legislado y ha destacado que la clave es evitar las dudas sobre si "cuando has estado en lo público has defendido intereses privados".

LA POLÍTICA ES FÁCIL PARA LOS FUNCIONARIOS

A su modo de ver, ahora mismo la política "por desgracia es muy fácil para los funcionarios", porque tienen fácil entrar y después volver a la función pública y además escalando puestos, pero no para los que se dedican a la actividad privada. "Luego te puede perjudicar para volver", ha aseverado.

Por otro lado, ha destacado la propuesta socialista para que las subvenciones a los partidos políticos se vinculen a su transparencia y su democracia interna, así como una reforma en la elección de los miembros del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ).

Lozano apuesta por que haya una "convocatoria pública" para que se presenten candidatos y que haya un comité de expertos "designado por sorteo" que elijan a los más aptos entre quienes pasen el filtro de los requisitos profesionales. Este método, ha dicho, serviría también para elegir a los miembros de los órganos reguladores.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha