eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Lula se entrevistará con Felipe VI en medio de la crisis política brasileña

- PUBLICIDAD -
Lula se entrevistará con Felipe VI en medio de la crisis política brasileña

Lula se entrevistará con Felipe VI en medio de la crisis política brasileña

El expresidente brasileño Luiz Inácio Lula da Silva se entrevistará el próximo jueves con el rey de España, Felipe VI, y el viernes participará en un debate con el ex jefe del Gobierno español Felipe González, en el marco de un viaje a Europa que inicia mañana.

Lula, quien gobernó entre 2003 y 2010, será recibido por Felipe VI en el Palacio de la Zarzuela y al día siguiente participará en el foro "Los desafíos emergentes", junto con González y el jefe del grupo de comunicación Prisa, Juan Luis Cebrián, según informó hoy el instituto dirigido por el exmandatario.

El Instituto Lula había informado inicialmente de que el ex jefe de Estado se reuniría con representantes del Partido Obrero Social Español (PSOE) y Podemos, cuando resta poco más de una semana para las elecciones generales en España, pero eso finalmente no ha sido confirmado, según las misma fuente.

Antes de viajar a Madrid, Lula hará una visita a Alemania, donde mañana miércoles participará en una conferencia internacional del Partido Social Demócrata (PSD) junto con el presidente del Parlamento Europeo, Martin Schulz.

Posteriormente, asistirá a un encuentro de la Fundación Friedrich Ebert sobre "Desarrollo con inclusión social en Brasil: éxitos y desafíos" y, también mañana, se entrevistará con la vicecanciller de Alemania, Sigmar Gabriel.

El viaje de Lula se produce en un momento en el que Brasil atraviesa una aguda crisis política y en el que su sucesora y ahijada política, Dilma Rousseff, está amenazada por la posible apertura de un juicio político con miras a su destitución.

El exmandatario se reunió la víspera con la Central Única de los Trabajadores, la mayor unión sindical del país y tradicional aliada del gobernante Partido de los Trabajadores, para discutir la movilización de la población contra los ataques a Rousseff.

Lula comparó a Brasil con un "tren descarrilado" y resaltó que el país no se puede permitir un "golpe de Estado" mediante ese juicio político.

El expresidente admitió que el eventual juicio contra la mandataria "forma parte de un proceso democrático", pero argumentó que tan sólo se sustenta "en el odio y el prejuicio".

La oposición, en cambio, cree que las maniobras fiscales del Gobierno que han dado pie a la acusación constituyen un "delito de responsabilidad", que es una de las causas que la Constitución contempla para destituir a un mandatario.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha