eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

MSF clausurará una clínica a causa del cierre de la frontera sirio-jordana

- PUBLICIDAD -
Al menos 12 muertos y 64 heridos por la caída de cohetes en el oeste de Alepo

Al menos 12 muertos y 64 heridos por la caída de cohetes en el oeste de Alepo

La ONG Médicos sin Fronteras (MSF) alertó hoy de que clausurará una clínica para heridos de guerra sirios en Jordania, dada la falta de pacientes a causa del cierre de la frontera entre ambos países.

Hace tres años, MSF abrió en el campo de refugiados de Zaatari, a 80 kilómetros al noreste de Ammán, una clínica con 40 camas para tratar a los heridos de guerra sirios que acababan de ser operados en los hospitales de la zona, especialmente el de Ramtha.

No obstante, el pasado 21 de junio, el gobierno jordano decidió cerrar su frontera con Siria, por lo que las evacuaciones médicas desde Siria hasta Jordania cesaron.

Durante tres años, pacientes heridos en la provincia sureña de Deraa fueron evacuados, y la mayoría fueron operados en el hospital de Ramtha, donde MSF proporcionaba cirugía de emergencia junto a personal médico jordano.

Actualmente, sus salas de cirugía están casi vacías, denuncia MSF en un comunicado, por lo que las transferencias hacia la clínica en Zaatari son casi inexistentes.

"El equipo de Ramtha sigue tratando los casos específicos de heridos de guerra que entran al país. Pero si la frontera se mantiene cerrada, MSF teme que debe acabar con el programa quirúrgico de Ramtha", especifica el texto.

La entidad recuerda que los hospitales del sur de Siria están saturados y que les falta personal y material.

"Los pacientes tienen que ser transferidos de un hospital a otro arriesgando su vida a la espera de una cirugía que podría ser realizada en Jordania", denuncia la ONG.

Mientras, el número de heridos aumenta dada la intensificación de los combates desde septiembre.

"Saber que probablemente hay pacientes que se están muriendo sólo a unos pocos kilómetros de aquí al otro lado de la frontera es vergonzoso", denunció Marjan Besuijen, coordinadora de MSF en Zaatari, citada en el comunicado.

MSF ha podido contabilizar "al menos" 70 casos de pacientes -16 de ellos niños- a los que se les negó el permiso de cruzar la frontera, a pesar de que necesitaban tratamiento quirúrgico urgente.

Ante esta situación, MSF reitera el llamamiento al Gobierno de Jordania para que revise su decisión y mantenga las fronteras abiertas para los heridos sirios que no puedan obtenerla en su país.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha