eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Mago gallego de 17 años dice que siempre quiso ser artista y "hacer cosas imposibles"

- PUBLICIDAD -
Mago gallego de 17 años dice que siempre quiso ser artista y "hacer cosas imposibles"

Mago gallego de 17 años dice que siempre quiso ser artista y "hacer cosas imposibles"

El joven ilusionista Martín Varela, que muestra hoy su espectáculo "Manifesto" en el Teatro Colón de A Coruña, asegura, en una entrevista con EFE, que siempre quiso "ser artista" y que eligió la magia porque "quería hacer cosas imposibles".

El ferrolano de apenas diecisiete años que estudia segundo de Bachillerato pasará hoy, a partir de las 20:00 horas, una de las pruebas más importantes de su corta carrera como mago profesional, en un escenario como el Colón, que le trae gratos recuerdos por todas las veces que lo visitó, aunque en esta ocasión no será como mero espectador.

Con "Manifesto", que le llevó nueve meses de intenso y minucioso trabajo para hacer una función de noventa minutos, materializa un sueño que inició "cuando tenía nueve años" y "empezaba a hacer números de magia delante de su familia" hasta que a los once mostró sus cualidades al público.

"Desde pequeño me gustaba muchísimo el espectáculo, sabía que quería ser un artista, pero no sabía qué tipo de artista. Después de ver un espectáculo de Juan Tamariz dije: 'Yo quiero ser mago', quería hacer cosas imposibles. Veía el circo y veía que lo que hacían era muy difícil, pero no imposible; cuando vi que se podían hacer cosas imposibles ya pensé: yo quiero hacer esto", indica.

La formación es lo que más le costó, pues en su familia "nadie tiene ni idea de magia", aunque su madre "es un poco teatrera -bromea", por lo que vio alargado un proceso que al principio pensó que podría ser casi "automático.

"No hay muchas escuelas de magia, solo tuve la oportunidad de ir una semana a la escuela de la hija de Juan Tamariz, Ana Tamariz, en Madrid. Se puede decir que soy autodidacta, gracias a internet pude adquirir libros y vídeos, Amazon me salvó la vida. La mayoría venían en inglés, así que aprendí el idioma", señala.

Su especialidad es la "manipulación", que es la rama más difícil de la magia, con lo que empezó en su día y que sorprendió a muchos, aunque reconoce que le "encanta aprender de todo y saber cómo se hace la magia de cerca".

Recomienda a todo el que quiera iniciarse como ilusionista que "busque su sitio" y que siga el consejo de David Copperfield: "actuar", pues ahí es "cuando uno se enfrenta a situaciones de verdad".

Martín recuerda con una sonrisa en los labios sus primeras actuaciones "en bares y en sitios pequeños", como la que tuvo en una casa de turismo rural en Ferrol, en la que se empapó cuando saltaron los aspersores en medio de una actuación, aunque salió del paso con algo de teatro y su extroversión natural.

"Me enfrenté muchas veces a situaciones difíciles encima del escenario -continúa-. Debido muchas veces a problemas de números que fallan, es un riesgo que corremos siempre. En 'Manifesto' dependo de nueve personas para cada número".

"Dependo de que la iluminación entre bien, la música entre bien, de los técnicos de atrás -que es un técnico de escena, un regidor y dos 'partenaires'-, que la tramoya entre bien, que los cañones de seguimiento me sigan bien o no me sigan cuando no me tienen que seguir. Llegas a un nivel logístico enorme que hay que saber controlar", añade.

Varela invita a todo el público a ver "Manifesto", que además de hoy en el Teatro Colón estará el próximo 25 de enero en Santiago de Compostela, en un espectáculo que "en música sería lo más parecido a la ópera" y en el que se puede "vivir una experiencia diferente".

"Nos cuesta mucho hacer que venga público porque la gente piensa que van a ver lo mismo de siempre, aunque cuando vienen les encanta", no solo por el humor, sino también por la belleza del contenido, explica.

Este joven, que está a punto de cumplir la mayoría de edad, busca la perfección en sus espectáculos y sueña con poder vivir algún día de la magia y que el arte vuelva a tener la importancia de hace unos años, cuando la situación económica era mejor, pero en cualquier caso se centra en que la parte artística de "Manifesto" tenga lo mejor de los mejores.

"Cuando empecé me fijaba mucho más en los magos. Ahora en cambio me estoy alejando un poco más de los magos. Quizá intento darle un toque diferente a lo que hago. Intento inspirarme en otros artistas que me gustan. Sobre todo el Circo del Sol es una compañía que me gusta", confiesa.

Miguel Álvarez

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha