eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Mar Blanco avisa de que los permisos o excarcelaciones de etarras suponen "echar sal" en las heridas de las víctimas

La presidenta de la Fundación de Víctimas del Terrorismo, Mari Mar Blanco, ha mostrado este miércoles su oposición a los últimos permisos penitenciarios o excarcelaciones concedidos a presos de ETA y ha avisado del dolor que estas medidas suponen para las víctimas de la organización terrorista. "Ver que los asesinos de nuestros familiares salen a la calle sin haber cumplido el tiempo máximo de prisión sólo significa sal para nuestras heridas", ha lamentado.

- PUBLICIDAD -

Antes de pronunciar una conferencia en el Centro Riojano de Madrid, la hermana del concejal del PP Miguel Ángel Blanco asesinado por ETA en 1997 ha analizado el último permiso concedido al etarra Valentín Lasarte y ha explicado que respeta la decisión de la justicia, "como siempre han hecho las víctimas", pero no la comparte.

"No puedo compartir una decisión que permite que los terroristas puedan salir de rositas y pasear", ha reconocido Mari Mar Blanco antes de recordar que sus víctimas "ya no pueden volver a pasear con su mujer o sus hijos". En este punto ha puesto el ejemplo de Gregorio Ordóñez, una de las víctimas de Lasarte, y ha recordado que su mujer ha tenido que "sacar adelante a su familia sola" y su hijo se ha tenido que "criar sin padre".

Según ha reconocido, para las víctimas del terrorismo todas las condenas son insuficientes y no consiguen paliar su dolor, pero más aún si los etarras no cumplen en prisión el tiempo máximo previsto por la ley. Para ello, ha recordado la importancia de la doctrina Parot, sobre la que el Tribunal Europeo de Derechos Humanos tiene que emitir una sentencia próximamente, y que para las víctimas supone la aplicación de "una justicia justa".

En el mismo marco ha situado al etarra Josu Uribetxeberría Bolinaga, que ha recordado que salió de prisión bajo unas condiciones y ha pedido que, "si tiene salud para llevar una vida normal en la calle, haga esa misma vida normal en la cárcel".

CONFÍA EN LOS CFSE PARA QUE ETA NO VUELVA A LA VIOLENCIA

En este marco, Mari Mar Blanco ha confesado no tener información oficial sobre un supuesto informe del Ministerio del Interior que contempla una posible vuelta de ETA a las instituciones. A su juicio, ponerse "en la cabeza" de una organización terrorista o de un asesino "es imposible" y no se pueden predecir sus movimientos.

Sin embargo, ha querido depositar su confianza en la labor de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado para que sean ellos quienes impidan que la banda pueda volver a atentar. "Confío en que las fuerzas de seguridad detengan a los terroristas, garanticen mayores espacios de seguridad y permitan la disolución incondicional de ETA", ha asegurado.

En su discurso, ha reconocido vivir con "esperanza e ilusión" la esperanza por alcanzar la derrota definitiva de ETA y "la convivencia en paz y libertad". Sin embargo, ha insistido en que aún se debe escribir "la última página" de ETA y debe hacerse "con tinta de justicia, tinta de verdad y sobre todo tinta de memoria".

Blanco ha estado acompañada por el diputado del PP por La Rioja y portavoz de su grupo parlamentario en la Comisión de Interior del Congreso, Conrado Escobar, quien ha recordado su postura clara por derrota de ETA y ha insistido en que el único paso que se espera de la banda es "el que conduzca a su inequívoca disolución".

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha