eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Margallo se muestra convencido de que "no habrá terceras elecciones"

El ministro de Asuntos Exteriores y de Cooperación, José Manuel García Margallo, se ha mostrado este lunes "absolutamente convencido" de que en España "no habrá unas terceras elecciones" y de que se formará Gobierno antes del 31 de octubre.

- PUBLICIDAD -
Margallo se muestra convencido de que "no habrá terceras elecciones"

En declaraciones a la prensa desde Roma, donde se encuentra en visita oficial, ha pedido al PSOE que entre a discutir las 150 propuestas que han firmado Ciudadanos, Coalición Canaria y Partido Popular.

"Espero que el PSOE cambie su actitud de no entrar a discutir ninguna de las propuestas que están encima de la mesa y que diga cuál es la parte del diagnóstico que no comparte: cuáles son las medidas con las que no está de acuerdo, cuáles son las que hay que modificar, y cuáles son las que hay que introducir para dar satisfacción a los compromisos electorales del Partido Socialista", ha señalado.

"Ir a unas terceras elecciones sería hacer un ridículo estratosférico", ha comentado ante periodistas en la sede de la cancillería de la Embajada Española en Italia tras su reunión con el director general de la FAO, la agencia de la ONU para la alimentación y la agricultura, José Graziano da Silva.

Margallo ha alertado además de que en unas terceras elecciones previsiblemente aumentaría la abstención. "Si lo hiciésemos el castigo que podríamos sufrir todos los partidos políticos sería de una enorme magnitud. No sería descartable que nos encontráramos con niveles de participación inferiores al 50%, con lo cual no habría tarjeta amarilla sino tarjeta roja a todos los partidos políticos", ha indicado.

"Ciudadanos, Partido Socialista y Partido Popular tenemos la misma idea de España y de Europa. Sobre esas coincidencias se puede construir. Hay un primer documento que reproduce muchas de las medidas PSOE- Ciudadanos", ha reiterado.

"Eso nos permitiría tener un apoyo parlamentario de 255 escaños, que es la mayoría que se requiere para hacer frente a los desafíos que tiene España", ha agregado.

EL PP SOLO TIENE UN CANDIDATO

Margallo --que ha señalado que uno de los motivos del viaje a Italia, que comenzó con su participación en la canonización en el Vaticano de la Madre Teresa de Calcuta es "tranquilizar a la comunidad internacional" ante la situación de interinidad de la política española-- ha dejado claro que el Partido Popular no va a contemplar la opción de cambiar el candidato.

"Los resultados de las dos elecciones indican con claridad cuál es la fórmula en la que tenemos que entrar", ha determinado. "España tiene problemas serios como para que nos pongamos a hablar de políticas y no de quién ocupa los puestos políticos. Yo estoy seguro de que el Partido Socialista, que ha contribuido a estos 40 años de desarrollo, será parte de la solución y dejará de ser parte del problema", ha augurado.

Sin embargo, ha reconocido que no podrá presentarse un presupuesto el 15 de octubre, ni el plan de estabilidad que incluyese las medidas para corregir la desviación del déficit. "Si la cosa se prolongase la canción cambiaría y ya se entraría en zonas de dificultad económica", ha alertado.

Entre los argumentos que ha esgrimido para incitar a la formación de Gobierno, ha señalado el Brexit, un mes de septiembre complicado en Cataluña, problemas muy serios de terrorismo y una desaceleración económica en vísperas.

Sobre Cataluña, ha señalado que si se produjese una declaración unilateral de independencia contraria a la Constitución, "Cataluña no sería un Estado porque uno no es Estado cuando dice que es Estado sino cuando es reconocido por la comunidad internacional".

"Para serlo se requieren 9 votos en el Consejo de Seguridad y ningún veto, inimaginable y luego requiere 120 votos de la Asamblea, inimaginable. Si no es un Estado es obvio que no puede pertenecer a la Unión Europea", ha señalado.

Por otro lado, Margallo ha advertido de que "nadie puede prometer lo que no puede cumplir". "Prometer una independencia con pertenencia a la comunidad internacional en Europa es una contradicción en los términos. Es me parece grave y seguir con un gobierno central en funciones es dar alas a los separatistas y que puedan cometer errores irreparables", ha dicho.

Sin embargo, ha reconocido la necesidad de resolver el sistema de financiación, que es "es profundamente injusto". Además, ha lamentado que la Generalitat esté en "una ofensiva internacional de primera magnitud intentado explicar cuáles son sus razones". "Mi obligación es defender la unidad de España", ha concluido.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha