eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

María Teresa Álvarez sucumbe en su nueva novela a la hija bastarda de Carlos V

- PUBLICIDAD -
María Teresa Álvarez sucumbe en su nueva novela a la hija bastarda de Carlos V

María Teresa Álvarez sucumbe en su nueva novela a la hija bastarda de Carlos V

La periodista e historiadora María Teresa Álvarez retrata en su nueva novela a la hija bastarda y reconocida del hombre más poderoso del siglo XVI, Carlos I de España y V de Alemania, Margarita de Parma, una mujer "fuerte, mandona y rebelde" que ha sometido hasta a la propia escritora.

Álvarez, condesa viuda de Latores y autora de toda una serie de títulos protagonizada por figuras históricas femeninas, ha reconocido hoy en un encuentro con periodistas que la protagonista de su décimo volumen, "Margarita de Parma", le ha "forzado" a sacar a la luz todos los aspectos de la vida esa figura histórica, incluidos los claroscuros.

"Cuando quieres a un personaje esperas que se comporte de determinada manera, pero este me ha vencido y he tenido que contar cosas aunque prefiriera no hacerlo. Tenía la sensación de que ella quería que lo hiciera", ha apuntado la autora.

"La apasionante vida de la hija bastarda de Carlos V, gobernadora de los Países Bajos" es el subtítulo de esta novela histórica que recrea la vida de una mujer con "mucha fuerza, mandona y rebelde", que nació fruto de la relación del emperador con una joven de los Países Bajos.

Poco se conoce, y no demasiado bueno, de este personaje que se alejaba de los convencionalismos e incumplía los cánones que se esperaban de una mujer de su clase.

"Tenía más hormonas masculinas de la cuenta, pero es que además le hubiera gustado ser hombre, para no tener que cumplir con las obligaciones de la mujer, vivía sola y no tenía apetito sexual", ha explicado la escritora, viuda del que fuera jefe de la Casa del Rey Sabino Fernández Campo, fallecido en 2009.

A pesar de contar con el reconocimiento y el apellido de su padre, al que adoraba, su origen ilegítimo siempre fue para ella una pesada carga que le originó muchas dudas.

Un reconocimiento en realidad interesado que llegaría cuando la pequeña Margarita cumplió los siete años, momento en el que Carlos V, en su intento por reforzar las relaciones con el papado, se la entregó como prenda.

Fruto de este acuerdo se casaría primero con un miembro de los Medici, y tras su asesinato seis meses después, con un nieto del papa Pablo III.

Aunque la relación con su hermanastro Felipe II fue algo tensa, éste la convirtió en gobernadora de los Países Bajos, para luego destituirla y sustituirla por el duque de Alba. Un periodo arduo que para Álvarez fue el más "complejo" de documentar.

"Su relación con España", el "apasionante" contexto histórico, y la posibilidad de recrearse en la descripción del Renacimiento italiano fueron alicientes suculentos para que Álvarez se adentrara en este personaje.

La escritora, "feminista confesa", se resiste a clasificar esta novela histórica bajo la etiqueta de "literatura femenina". Para ella la escritura no entiende de géneros, aunque en su caso reconoce: "Se me nota que soy mujer al escribir".

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha