eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Marisa Monte enamora la vista y el oído en el cierre de su gira en Madrid

- PUBLICIDAD -
Marisa Monte enamora la vista y el oído en el cierre de su gira en Madrid

Marisa Monte enamora la vista y el oído en el cierre de su gira en Madrid

Tras pasar por Barcelona, Marisa Monte, la artista femenina brasileña más influyente de las dos últimas décadas a juicio de numerosos críticos musicales, ha cerrado esta noche en Madrid el periplo europeo de su último espectáculo, una propuesta colorida, variada y mestiza, apta para el oído y también la vista.

El concierto, que ha tenido lugar en el Palacio Municipal de Congresos de la capital en un día festivo, ante un millar de personas, la mayoría paisanos, ha mostrado la ambición de esta mujer, que en plena crisis económica ha cruzado el Océano Atlántico de punta a punta con nueve músicos y una colosal pantalla de alta definición.

De esta manera, la que fuera única fémina de Tribalistas junto a Arnaldo Antunes y Carlinhos Brown ha convertido su concierto en pura sinestesia, al traducir también en materia visual el tañido de las muchas cuerdas que la acompañan, gracias a una serie de proyecciones creadas por artistas contemporáneos de su país.

Especialmente bonita ha sido la puesta en escena de la canción que titula la gira, "Verdade uma ilusao", en la que su silueta sinuosa se convierte en la pantalla en sí misma, en el recipiente de una luz cósmica efervescente.

A Monte, sin embargo, no le hacen falta artificios para hipnotizar al público a tenor de lo visto esta noche, gracias a su embriagadora levedad al cantar, a su voz melosa y aterciopelada y a su cálida sonrisa, a su belleza sosegada y también a la fuerza expresiva de sus etéreos brazos.

Sus ochos discos de estudio han nutrido el repertorio, en especial el último, "O que você quer saber de verdade" (2011), la excusa que la ha traído de vuelta a España tras una ausencia de siete años, desde que presentara aquí "Universo Ao meu Redor".

"Voy a intentar hacer felices a todos un poquito", ha dicho chapurreando el español y apoyándose en el portugués y el inglés para declarar su satisfacción de regresar a Madrid y al calor de su público.

Como el espectáculo que ofreció en 2006 en la ciudad, su propuesta ha arrancado con un tono íntimo para después revelarse más dinámico, integrando piezas de bossa nova, samba, jazz y pop, gracias por ejemplo al tema "Ilusión" de la mexicana Julieta Venegas.

No ha sido la única versión de la noche. La de Río de Janeiro ha abierto la velada con "Blanco" y después ha tocado dos canciones de su último álbum: el corte que le da título y "Descalço no parque", compuestos por Arnaldo Antunes y por Jorge Ben Jor, respectivamente.

Junto a estos recientes temas de su repertorio, han sonado otros tan antiguos como "Arrepio", que recogió en su álbum en directo "Barulhinho Bom" (1996), así como los muy celebrados "Diariamente" y "Beija eu", de "Mais", el segundo disco de su carrera, publicado hace más de dos décadas.

Monte, que debutó en 1989 con "MM", se ha convertido en este tiempo en una personalidad musical consagrada en su país y así se lo reconocieron permitiendo que les representara en la clausura de los Juegos Olímpicos de Londres junto a otras figuras insignes como el futbolista Pelé.

Del concierto de esta noche cabe destacar también su homenaje a Mina con dos temas, "Ainda Bem", que compuso especialmente para ella, y su versión de "Sono Come Tu Mi Vuoi", popularizada por esa gran dama de la canción italiana.

"Eu sei", otra de las piezas más antiguas de su repertorio, ha marcado un cambio de actitud en el público, muy respetuoso hasta entonces en sus silencios, apenas roto por algún contado piropo ("¡gostosa!"), y ha coreado con efusión "Velama infinito", "Nao va embora" y "Amor I love you", convertida en "Madrid I love you".

La cantante no podía olvidar su pasado con Tribalistas, cuyo disco del mismo nombre se convirtió en el más exitoso de su carrera, tras despechar más de dos millones de copias en todo el mundo.

De él ha sonado la célebre "Já sei namorar", con la que ha clausurado una noche para los enamorados que, quizás como aquella otra cita madrileña de 2006, concluya a altas horas en casa del director de cine Fernando Trueba a ritmo de samba y flamenco.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha