eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Marjaliza pasó el "test anticorrupción" de Cofely, empresa clave de la Púnica

- PUBLICIDAD -

El cerebro de la trama Púnica, David Marjaliza, pasó el test de anticorrupción que, por norma, tenían que hacer todos los empleados de la multinacional Cofely, una de las principales empresas de la red corrupta y que ganó varios concursos "untando" a alcaldes de municipios madrileños.

En la declaración que durante trece horas el cerebro de la Púnica prestó ante el juez de la Audiencia Nacional Eloy Velasco, Marjaliza relató que le costó casi un año entrar en Cofely porque "estaban con temas de test anticorrupción".

El empresario detalla que al ser Cofely una multinacional tenían "por norma" hacer esos test. "Era un cuestionario muy largo con muchas preguntas", explica al juez, y añade "yo lo pasé".

Como también, asegura, lo hicieron los dos empleados con los que negociaba la agenda de los contratos y el tema de los pagos, Constantino Álvarez de la Cueva y Pedro García, también investigados en la causa.

Esos test se mandaban a París, donde se encontraba la sede central de la empresa, pero Marjaliza asegura a Velasco que en Francia no sabía que la "suerte" que tenían de conseguir implantarse en tantos municipios madrileños era porque se "untaba a los alcaldes".

"Los directivos de Francia no se alarmaron por la cantidad de contratos que estábamos consiguiendo, o si preguntaron a mi no me lo dijeron", asegura Marjaliza.

Sobre si Cofely tenía más conseguidores de contratos aparte de él, afirma que cree que tenía más comerciales pero "con una efectividad bastante baja".

Además, Velasco le preguntó de quién partía la idea de reunirse con cargos públicos de los Ayuntamientos para beneficiar a Cofely en procesos de adjudicación.

"Yo no sé si parte o no parte... yo tengo contactos pues los utilizo. No es algo que se prepare para ello, igual que conseguía viviendas pues ahora consigo contratos de eficiencia energética, como si me dicen que venda cualquier otra cosa", contestó.

Cuando el "boom" inmobiliario comenzó a tambalearse, la trama Púnica se reconvirtió y dirigió sus negocios a otras actividades como adjudicaciones de contratos de eficiencia energética valiéndose de la empresa Cofely.

La empresa recibió adjudicaciones a cambio de comisiones, que variaron entre los 2.000 y los 500.000 euros, a alcaldes de una decena de municipios del PP y del PSOE.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha