eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Martín Casariego apuesta en su última novela por la amistad, a pesar de todo

- PUBLICIDAD -
Martín Casariego apuesta en su última novela por la amistad, a pesar de todo

Martín Casariego apuesta en su última novela por la amistad, a pesar de todo

Un periódico de papel, en el que se resume un día cualquiera de la historia de la humanidad, ha sido el recurso utilizado por Martín Casariego para escribir una novela sobre "el valor de la amistad a pesar de sus imperfecciones", que protagonizan dos montañeros aislados en una tienda de campaña por la nieve.

Martín Casariego (Madrid, 1962) viaja al Mont Blanc en su novela "Un amigo así", editada por Planeta, para enfrentar a sus dos protagonistas a un análisis de sus vidas y de su amistad, un asunto sobre el que quería escribir tras haber publicado varias novelas de amor, según ha señalado hoy en una entrevista con Efe.

Pensar que los periódicos en papel pudieran tener los días contados hizo que Casariego convirtiera a uno de sus protagonistas en el casi arruinado propietario de una imprenta, para quien un diario escrito es casi como un objeto sagrado.

Este personaje, José, casado y con un hijo, es generoso, idealista e ingenuo y, al igual que a su amigo Lucas, un profesor vividor y apasionado por las mujeres jóvenes, está entregado a la montaña.

Ambos, tras un cuarto de siglo practicando el alpinismo juntos, deciden escalar el Mont Blanc para celebrar que cumplen 50 años, una montaña que traerá la muerte a José, según conoce el lector al principio de una novela de mano del narrador, una voz muy cercana a los dos amigos pero que no llegará a identificarse hasta el final de la historia.

La lectura del periódico que ha llevado consigo José en su ascensión al Mont Blanc se convierte en la excusa que utilizan los amigos para no abordar los secretos que les separan en su obligado encierro mientras intentan sobrevivir a las extremas condiciones meteorológicas.

Prensa y montañismo como se conocen en la actualidad, según Martín Casariego, crecieron de forma paralela, con sus inicios en el siglo XVIII, un gran desarrollo en el siglo XIX y la fuerza que alcanzaron en el XX.

Hoy en día, mientras que en el alpinismo "ya se ha hecho casi todo", el periodismo impreso parece amenazado de muerte, a lo que el escritor se resiste: "crecí leyendo periódicos de papel y no puedo prescindir de ello", dice.

En su investigación para escribir el libro, Casariego ha descubierto los orígenes y la evolución del alpinismo, una disciplina que, según recuerda José en palabras de su abuelo "no consiste en que un señor suba una montaña. Es una construcción mental, obra de Europa, y nació en el Mont Blanc, en su corazón".

A través de estos recuerdos, que se intercalan con algunos de los principales episodios de las vidas de los dos montañeros y la dramática situación en su aislamiento, el lector va conociendo los perfiles de los grandes alpinistas y sus hazañas, como la de Balmat y Paccard, los pioneros en el ascenso a esa montaña.

Una novela que, según confiesa Casariego, le ha llevado bastante tiempo pues después de haberla finalizado bajo el título "El espejo del día", decidió que debía reescribirla por entero.

Por eso también cree que el oficio de escribir puede compararse con lo que se siente cuando se hace montañismo: "Si lo tienes todo dado no te sientes satisfecho y, si por una parte me gustaría tener una novela escrita en diez días, es una motivación encontrar dificultades y superarlas".

Para sus personajes, el montañismo ha pasado de ser una afición a convertirse en "una pasión e incluso una adicción" y a Casariego le sirve de base para analizar la amistad pese a todo en una historia de renuncia, amor y "de nostalgia por aquello que se pierde e incertidumbre por lo que nos aguarda".

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha