eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

La princesa Masako de Japón sigue recuperándose con altibajos de su depresión

- PUBLICIDAD -
La princesa Masako de Japón sigue recuperándose con altibajos de su depresión

La princesa Masako de Japón sigue recuperándose con altibajos de su depresión

La esposa del heredero al trono de Japón, la princesa Masako, continúa recuperándose de la depresión que padece desde hace más de una década aunque con "altibajos", informó hoy la Casa Imperial con motivo de la celebración de su 53 cumpleaños.

"He hecho esfuerzos para desarrollar tantas tareas como sea posible", afirmó Masako en un mensaje difundido por la citada institución, en el que también afirmó que ha recibido "grandes ánimos" por parte del pueblo nipón durante sus actos públicos en el país.

Conocida popularmente como "la princesa triste", Masako limita desde 2003 sus apariciones públicas y compromisos oficiales debido a una depresión inducida por estrés, que algunos achacan a la rigidez del protocolo de la familia imperial y a las fuertes presiones que soportó para tener un hijo varón que perpetúe la línea sucesoria.

Por su parte, el equipo médico responsable de su tratamiento señaló que la princesa "continúa recuperándose" y "ha ganado confianza" participando en cada vez más actos oficiales, aunque señaló que Masako "aún no se ha recuperado totalmente" y sufre "altibajos" dentro de su condición.

En los últimos trece años, la conocida popularmente como "la princesa triste" sólo ha acompañado al príncipe heredero Naruhito en un viaje oficial al extranjero cuando ambos asistieron en Amsterdam a la ceremonia de entronización de Guillermo-Alejandro y Máxima de Holanda en abril de 2013.

No obstante, Masako ha incrementado significativamente sus actividades dentro de Japón y el año pasado participó en 57 eventos fuera del Palacio Togu, residencia de los herederos nipones que en años anteriores apenas había abandonado para asistir a actos públicos.

Asimismo, la princesa se refirió al mensaje del emperador Akihito televisado el pasado agosto, en el que el ocupante del Trono de Crisantemo expresó su deseo de abdicar debido a su avanzada edad.

Masako sintió "sorpresa" y "emoción" ante la alocución del emperador, cuya abdicación, de producirse, sería la primera en la línea sucesoria imperial desde la renuncia del emperador Kokaku en 1817.

El príncipe heredero Naruhito, de 56 años, se convertiría en emperador mientras que el papel de emperatriz recaería sobre su esposa Masako.

Los medios nipones y expertos en la familia imperial achacan el estado de la princesa a la presión que ésta padece por haber incumplido "las expectativas" de engendrar un varón que pudiera heredar el milenario trono de crisantemo.

Tras sufrir un aborto en 1999, Masako dio a luz dos años después a una niña, la princesa Aiko.

La pareja también ha tenido que hacer frente a varios problemas de salud de Aiko, quien cumplió 15 años la semana pasada, y que hicieron que ésta tuviera que ausentarse del colegio o ser acompañada a clase por su madre.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha