eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

La Media Luna Roja afirma que proceso de evacuación continúa pese a atentado

- PUBLICIDAD -

El proceso de salida de civiles y combatientes de las poblaciones sitiadas de Fua, Kefraya, Madaya y Al Zabadani continúa, pese al atentado de ayer contra un convoy de evacuados, que causó al menos 112 muertos, según activistas.

"La operación sigue en marcha", dijo a Efe por teléfono la portavoz de la Media Luna Roja, Mona Kurdi, que no quiso precisar el número de personas que han abandonado hasta ahora esas localidades "por motivos de seguridad".

Kurdi hizo hincapié en que "la Media Luna Roja siempre está lista para cumplir con su deber humanitario y no es parte de ninguna negociación política".

Agregó que "gracias a Dios, no hubo víctimas del equipo de la Media Luna Roja en el atentado del sábado en Al Rashidín", aunque anteriormente el Observatorio Sirio de Derechos Humanos afirmó que sí que había.

El Observatorio destacó que hay preparativos para la salida de 200 milicianos rebeldes de Al Zabadani, junto a algunos civiles, después de que anoche llegaran a la provincia septentrional de Idleb los autobuses con evacuados de Madaya; y a la urbe de Alepo, los vehículos con personas de Fua y Kefraya.

Ayer al menos 112 personas perecieron por el estallido de una furgoneta bomba contra un grupo de autobuses de evacuados de Fua y Kefraya, que esperaba en la zona de Al Rashidín, que sirve de separación entre las áreas bajo control rebelde de la provincia de Alepo y las que están bajo el dominio de las autoridades.

Por el momento, ninguna organización ha reivindicado este ataque.

La agencia de noticias oficial siria, SANA, acusó a "terroristas" de haber perpetrado el atentado, mientras que grupos opositores han atribuido la responsabilidad a las autoridades de Damasco.

Fua y Kefraya son dos pueblos de mayoría chií de Idleb, que están asediados por varias facciones, entre las que figura el Organismo de Liberación del Levante, mientras que Madaya y Al Zabadani están al oeste de Damasco y rodeadas por los leales al presidente, Bachar al Asad.

La evacuación en esas poblaciones se está llevando a cabo en virtud de un acuerdo alcanzado en marzo entre la organización chií libanesa Hizbulá e Irán, aliados de Damasco, y la facción siria Ejército de la Conquista, y fue auspiciado por Catar.

Los evacuados de Madaya y Al Zabadani están siendo reasentados en la provincia de Idleb, controlada en su mayoría por grupos rebeldes e islámicos, mientras que los civiles y combatientes de Fua y Kefraya están siendo trasladados a la urbe de Alepo, dominada por el Ejército sirio.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha