eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Medio centenar de inscritos en un ambiente tenso para las Presidenciales en Irán

- PUBLICIDAD -
Medio centenar de inscritos en un ambiente tenso para las Presidenciales en Irán

Medio centenar de inscritos en un ambiente tenso para las Presidenciales en Irán

Medio centenar de aspirantes se inscribieron hoy para participar en las elecciones presidenciales del próximo 14 de junio en Irán, en la primera de las cinco jornadas de registro de candidatos, en un ambiente de fuerte tensión política interna.

Entre estos aspirantes inscritos, que luego cribará el poderoso Consejo de Guardianes de la Revolución, hay media docena de políticos conocidos del régimen islámico iraní, aunque no los candidatos que se cree pueden ser los más importantes.

Del grupo de ultraconservadores principalistas, seguidores del líder supremo, ayatolá Ali Jamenei, el más poderoso en la política iraní, se han registrado Sadeq Vaez Zadeh, Ruhola Ahmadzadeh y Kamran Bagheri Lankarani.

De los reformistas, mirados con recelo por el sistema tras las denuncias de fraude y protestas posteriores a los comicios de 2009, han anotado sus nombres Mostafa Kavakebian y Hasan Rohani, mientras que es improbable que el ex presidente Mohamad Jatami entre en la carrera presidencial, pese a las peticiones de sus correligionarios.

Pese a estos candidatos, próximos al ex presidente Akbar Hashemi Rafsanyani, la mayoría del sector reformista propugna el boicot a los comicios mientras sigan en prisión domiciliaria incomunicada y sin juicio sus principales líderes, Mir Husein Musavi y Mehdi Karrubi.

La tensión política interna ha aumentado en las últimas semanas, en las que el actual presidente, Mahmud Ahmadineyad, que ha agotado los dos mandatos consecutivos de cuatro años que le permite la Constitución, ha criticado abiertamente al sector principalista.

Desde principios de 2010, Ahmadineyad está enfrentado a Jamenei, y los ultraconservadores religiosos principalistas seguidores del líder supremo han acusado al entorno del presidente de "desviacionismo" del sistema religioso y de incompetencia, además de relacionarlo con casos de corrupción.

Ahmadineyad, que lleva a cabo constantes viajes por el país, dijo recientemente en la provincia suroccidental de Juzestán, que había recibido amenazas si persistía en promover como candidatos a sus seguidores para estos comicios y defendió al "pueblo" y la "construcción de Irán", por encima de la autoridad religiosa.

Más tarde, en la ciudad de Qom, centro del poder religioso, Ahmadineyad afirmó en un acto público que iba a "revelar muchas cosas", en una aparente referencia a supuestos casos de corrupción que implicarían a sus rivales políticos, según la agencia estudiantil Isna, como amenaza directa a los principalistas.

El poderoso clero chií ha estigmatizado al considerado delfín del presidente, Esfandiar Rahim Mashaei, que ha acompañado a Ahmadineyad en algunos de sus viajes y actos públicos, al considerarlo un hereje por sus posturas de apertura social.

Mashaei, pese a la insistencia de Ahmadineyad, difícilmente pasará el filtro del Consejo de Guardianes, que pude vetar a los aspirantes que no considere idóneos, por lo que su sector parece tener como candidato alternativo al ministro de Carreteras y Urbanismo, Ali Nikzad, más admisible para el clero.

Desde hace meses, el propio Jamenei ha intentado que dentro de su sector se presente un candidato de unidad, por lo que pidió al diputado y expresidente del Parlamento Gholam Ali Hadad Adel; al asesor del líder supremo Ali Velayati y al alcalde de Teherán, Mohamad Baqer Qalibaf, que decidiesen entre ellos.

Los tres formaron el "Comité 2+1", en el que no han conseguido ponerse de acuerdo, mientras al menos media docena de aspirantes principalistas de peso anunciaban también su candidatura.

El plazo de inscripción se cierra el 11 de mayo, del 12 al 21 de mayo los doce clérigos y jurisconsultos de alto rango del Consejo de Guardianes, que supervisan todo el sistema político del régimen teocrático musulmán chií de la República Islámica, examinarán a los aspirantes.

La campaña durará tres semanas y concluirá 24 horas antes de la apertura de las urnas, el 14 de junio

Con la oposición no religiosa proscrita, los reformistas casi excluidos y si el poder religioso margina al entorno de Ahmadineyad, las próximas presidenciales serían los comicios más restringidos desde la implantación de la República Islámica de Irán en 1979.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha