eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Merkel impondrá a las empresas una cuota femenina de sello socialdemócrata

- PUBLICIDAD -
Merkel impondrá a las empresas una cuota femenina de sello socialdemócrata

Merkel impondrá a las empresas una cuota femenina de sello socialdemócrata

La gran coalición de la canciller alemana, Angela Merkel, ha acordado introducir una cuota de mujeres en la cúpula de las grandes empresas, una ley que lleva el sello de sus socios socialdemócratas, al igual que la implantación del salario mínimo interprofesional en el país.

"No podemos permitirnos renunciar a la competencia de las mujeres", afirmó hoy la canciller ante el Parlamento (Bundestag) en el debate general de los presupuestos de 2015, después del consenso alcanzado anoche entre los líderes de su coalición.

Merkel, en su calidad de jefa de la Unión Cristianodemócrata (CDU); su homólogo de la Unión Socialcristiana de Baviera, Horts Seehofer; y el del Partido Socialdemócrata (SPD), Sigmar Gabriel, consensuaron tras horas de discusión la introducción de la cuota femenina en las empresas.

De acuerdo con esta norma, un 30 % de los miembros de los consejos de vigilancia de las empresas deberán ser mujeres, lo que se estima afectará a más de un centenar de grandes firmas que cotizan en Bolsa y cuyas decisiones son sometidas a esos órganos.

"Esta ley es un paso importante hacia la igualdad, porque introducirá, además, un cambio cultural en el mundo laboral", defendió la ministra de la Familia y la Mujer, la socialdemócrata Manuela Schwesig.

Se trata de una victoria personal para la ministra, quien el día anterior tuvo que escuchar que el jefe del grupo parlamentario de la CDU/CSU, Volker Kauder, la tachara de "llorona" por su apasionada defensa de esa medida.

Dos años atrás, su predecesora en ese departamento, la cristianodemócrata Ursula von der Leyen -ahora ministra de Defensa- encajó una dura derrota al ver rechazada una iniciativa en esa dirección en el congreso de la CDU celebrado en Hannover, donde Merkel se pronunció explícitamente en contra de establecer una cuota por ley.

Von der Leyen era entonces la ministra estrella de la canciller, quien gobernaba en coalición con el Partido Liberal (FDP), formación que, como un ala de la CDU/CSU, rechazaba la imposición de condiciones a la empresa privada.

Merkel defendió hoy casi como propia una propuesta que entonces no aceptó, sea porque cambió de opinión ante las cifras aplastantes sobre la baja representación de la mujer en el mundo empresarial alemán, sea por imposición de sus socios.

La cuota femenina quedó incorporada al pacto de coalición entre la CDU, la CSU y el SPD, suscrito hace aproximadamente un año, lo mismo que la introducción de un salario mínimo interprofesional, principal condición impuesta por los socialdemócratas a cambio de entrar en el Gobierno bajo el liderazgo de Merkel.

El salario mínimo superó ya el trámite parlamentario y entrará en vigor en 2015, y también ha quedado aprobada una mejora de las pensiones para las madres, dos leyes que en su momento defendió con pasión otra socialdemócrata, la ministra Andrea Nahles.

La cuota femenina tiene aún un trecho por delante hasta que sea realidad vinculante en el mundo empresarial: el Consejo de Ministros de Merkel abordará el 11 de diciembre la propuesta, que podría estar vigente a partir de 2016.

Su propósito es imponer sanciones a las empresas cuyos consejos de vigilancia no alcancen el porcentaje propuesto y dejar vacantes los puestos que no respondan al mismo.

"Estoy segura de que no quedarán puestos vacíos, porque hay suficientes mujeres calificadas para alcanzarlos", aseveró la ministra.

Tras su victoria de la noche pasada, la ministra afirmó hoy en la radio pública que el apelativo de "llorona" le resbalaba, al tiempo que prometía mantener su proyecto de ley con todo el rigor, por encima de las andanadas que puedan aparecer para "suavizarlo" a lo largo del trámite parlamentario.

Por lo pronto, el consenso para la introducción de la cuota femenina mereció las críticas de la Federación de Asociaciones de Empresarios (BDA) y también de algunos consorcios que cotizan en el DAX30, dos sectores que en su momento ya expresaron su rechazo al salario mínimo interprofesional.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha